Reseña

Ana María Gentile. Reseña de Jansen, Silke; Müller, Gesine. 2017. La traducción desde, en y hacia Latinoamérica: perspectivas literarias y lingüística. Madrid / Frankfurt: Iberoamericana / Vervuert. Infoling 2.79 (2019) <http://infoling.org/informacion/Review371.html>

El volumen colectivo que aquí reseñamos, editado por Silke Jansen y Gesine Müller, reúne catorce estudios sobre un mismo objeto, la traducción, desde la perspectiva del intercambio cultural entre Europa y Latinoamérica. Resultado de la conferencia del mismo nombre celebrada en Colonia en 2013, el presente tomo se caracteriza, como bien destacan sus editoras en la Introducción, por su “enfoque transareal, que intenta tender puentes entre cuestiones de la teoría literaria, los estudios culturales y la lingüística” (p. 9). La obra está dividida en tres secciones delimitadas según un criterio cronológico (siglos XV-XVII, siglo XX y siglo XXI) y bien balanceadas en cuanto al número de artículos incluidos en cada una.

Encabeza la primera sección el estudio que lleva como título “La relación hombre-animal como desafío de la traducción cultural entre América Latina y Europa”. Su autora, Gesine Müller, se propone caracterizar el encuentro entre el conquistador europeo y el hombre del Nuevo Mundo según la lógica binaria del hombre-animal, como una forma especial de la traducción cultural, encuentro del que dan cuenta las Crónicas de Cristóbal Colón, la Historia general y natural de las Indias (1535-1557) de Fernández de Oviedo y el debate entre Bartolomé de las Casas y Juan Ginés de Sepúlveda a partir del concepto aristotélico del bárbaro. Tal encuentro puede ser considerado como una traducción dado que, según postula la autora, tanto la necesidad de comprensión del otro como la primera reacción de asombro han caracterizado el fenómeno de la conquista. Müller extiende su análisis al siglo XX, en el contexto de lo que Menton denominó  “nueva novela histórica” (1993), género que se consagra, según sostiene la autora, durante el quinto centenario del descubrimiento del nuevo continente. Este salto en el tiempo le sirve a la autora para plantear el desafío de la retraducción como una manera de contar la historia desde el punto de vista de los vencidos.

El segundo artículo se titula “La traducción de escenas y marcos: los múltiples procesos translatorios en la Relación acerca de las antigüedades de los indios, de fray Ramón Pané” y lleva la firma de Hanna Lene Geiger. En él, la autora analiza un texto fundamental en el contexto de la conquista española en el Nuevo Mundo al que presenta como el “primer tratado etnográfico escrito por un europeo” (p. 31). Luego de describir los capítulos del documento y de reseñar las publicaciones parciales que sufre la obra, analiza los procesos de traducción que subyacen a la misma. Lo interesante de su enfoque es que la autora no se limita a la dimensión interlingüística (en este caso el pasaje de las lenguas macorí y taíno al castellano, luego al latín y posteriormente al italiano) sino que se detiene en los procesos de traducción intersemiótica e intercultural que caracterizaron las multiplicaciones del texto original. De allí que, como bien sostiene la autora, el concepto de traducción es amplio y se define como “cualquier reproducción discursiva de un enunciado” (p. 33). Resulta interesante también para su análisis la decisión metodológica de la autora de combinar el concepto de transferencia cultural con los de marcos y escenas procedentes de la lingüística cognitiva.

Del tercer trabajo, “Variedades en contacto. Estrategias de verbalización después de la conquista de nuevas tradiciones discursivas: calcos estructurales, préstamos, extensiones del uso de formas y de funciones” se encarga Daniela Schon. A partir de la puesta en diálogo de conceptos teóricos como los de estrategias de verbalización, Ausbau y tradiciones discursivas, entre otros, Schon presenta ejemplos empíricos de situaciones diglósicas entre lenguas románicas que divide en cuatro opciones, a saber: extensión de una forma, préstamo, calco estructural y extensión de funciones favorecida por el contacto. Los datos que ilustran estas estrategias resultan muy valiosos para quienes se interesan por las lenguas románicas, en especial el francés y el español: la evolución de la negación en francés en distintos territorios como las colonias africanas o la provincia actual de Quebec, los préstamos en el francés abiyanés y en el criollo seychellense, los calcos estructurales en el español andino y el caso de la extensión de funciones ilustrada por uso de la perífrasis venir + gerundio  del español ecuatoriano como resultado de su contacto con el quechua. La autora finaliza su artículo con una propuesta de tipología  de las estrategias de verbalización que, a nuestro entender, es una importante contribución para el análisis del cambio lingüístico.  

Vicente Bernaschina Schürmann busca dilucidar en su ensayo titulado “Traditio, imitatio, translatio: reflexiones sobre la conformación de una tradición lírica en el virreinato del Perú a inicios del siglo XVII” el problema de la conformación de una tradición lírica en el Nuevo Mundo a partir de las nociones de translatio y de imitatio. Inspirado en la metáfora del mismo verso cantado en distintas aguas del conocido poema “Romance del Duero” de Gerardo Diego, el autor repasa la figura del Parnaso y su reescritura por parte de poetas del virreinato del Perú. En discrepancia con las interpretaciones que privilegian la imitatio como único molde lineal de conformación de dicha tradición, propone indagar los procesos de translatio al tiempo que subraya las contradicciones presentes en estas tradiciones líricas.

Esta primera sección se completa con el artículo de Anne Kraume, “Travesías, lecturas, traducciones. La Biblia en la Revolución de Independencia en Latinoamérica”. En su trabajo, la autora se propone analizar la manera en la que, inspiradas en las Sagradas Escrituras, nacen y se afirman las ideas independentistas lideradas por una élite político-eclesiástica en el Nuevo Mundo. Rico en datos históricos y en documentación diversa (textos autobiográficos, obras de teatro, tratados, sermones, etc.) que Kraume denomina “literatura de la Revolución de Independencia” (p. 92), este estudio sugiere una mirada amplia de las fuentes en las que abrevaron los independentistas americanos, estableciendo un diálogo entre el discurso de la Ilustración europea y las remisiones a los textos bíblicos.  

La segunda sección de la obra, dedicada a los ensayos sobre el siglo XX,  está encabezada por el estudio de Katharina Niemeyer sobre “La narrativa de vanguardia en el Perú”. Niemeyer recuerda el origen del término vanguardia y reseña el movimiento, desde la obra en cierta manera fundacional de César Vallejo, Escalas (1923), hasta las propuestas más disruptivas y surrealistas como El pez de oro (1930), “mezcla desconcertante de castellano, aimara y quechua” (p. 137) de Gamaliel Churata. Nos resulta particularmente atractivo el análisis de esa obra desde el punto de vista de la pluralidad de voces y la deconstrucción, a modo de traducción intercultural, que Churata realiza de la literatura occidental. Resuenan allí ecos de la teoría antropofágica de la traducción cultural, en especial en las reflexiones sobre la manera en que la literatura indigenista devora la literatura occidental. El afán de documentar se revela exhaustivo en el ensayo, en el que numerosos detalles sobre obras, autores, fechas y lugares acompañan las indagaciones sobre géneros, estéticas y diálogos con la vanguardia europea.

Sergio Ugalde Quintana se centra por su parte en el diálogo, sin duda fructífero, entre estilística, filología hispánica y teoría literaria en su trabajo titulado “Traducción de saberes: Alfonso Reyes y la estilística de Karl Vossler”. Por iniciativa de Alfonso Reyes, la invitación a Karl Vossler al prestigioso Colegio de México, aun cuando no pudo ser efectiva por problemas de salud del romanista alemán, señaló el comienzo de una etapa de consolidación de la disciplina filológica en el país azteca y sobre todo de difusión, gracias a la traducción, de la obra vossleriana en el ámbito de las letras hispánicas. El artículo es particularmente atractivo, a nuestro entender, debido al acento puesto en la circulación de saberes, desde el fuerte rechazo hasta los elogios de académicos como Amado Alonso. La estilística en diálogo con el formalismo ruso, la búsqueda de una definición y finalidad del método crítico y la importancia acordada a las categorías psicológicas en el lenguaje literario, pilares que caracterizan las reflexiones de Alfonso Reyes, se erigen como tributarias, a decir de Ugalde Quintana, del pensamiento de Karl Vossler.  

“’Respirar si puedo en alemán’: desencuentros ideológicos entre la RDA y exiliados chilenos” es el título del ensayo de Rose Seifert, quien retrata con gran agudeza y realismo las dificultades en la vida cotidiana de chilenos exiliados en la RDA luego del derrocamiento del presidente Allende. La soledad, el sentimiento de aislamiento, la distancia cultural, el malentendido ideológico e incluso la brecha en la intención política, son plasmados por la autora de la mano de poetas que se expresaron en sus obras, tal el caso de Gonzalo Rojas en su poema “Domicilio en el Báltico” (1991) o de Carlos Cerda en su novela Post-Wende Morir en Berlín (1993), entre otros. Sin embargo, el análisis de Seifert va más allá, llegando a caracterizar al sistema socialista de la RDA como semejante a la “mentalidad colonizadora” (p. 175), dada la supremacía ideológica que imperaba por entonces en el país y su afán por erigirse en un sistema socialista ejemplar. En este contexto, la autora también describe el tamiz ideológico que digitaba la difusión y traducción exclusivamente de los autores revolucionarios, en términos políticos, que aseguraban la presencia y propaganda de una literatura latinoamericana al servicio de la causa socialista.

En “El otro idioma de los argentinos: apuntes para una literatura argentina escrita en lenguas extranjeras”, Victoria Torres propone un interesante recorrido por el campo literario argentino plurilingüe, sea éste en inglés, en polaco, en italiano, en portugués o en francés. De este modo, comienza su ensayo con la obra, por cierta escasa, de Borges escrita en inglés y reseña los textos de escritores como Gombrowicz, Wilcock, Puig, Copi, entre muchas otros. En cada uno de ellos, la autora se detiene a reflexionar sobre los procesos de escritura y de (auto) traducción desplegados, al tiempo que subraya cruces, fronteras y apropiaciones de una lengua a otra en la compleja escritura literaria. Torres propone un punto de vista amplio sobre las obras que conforman el repertorio de la literatura argentina, destacando la dimensión multicultural, la convivencia de dos o incluso varias lenguas en un mismo texto (el caso de Gombrowicz es aquí paradigmático) y deteniéndose en las reflexiones que los propios escritores realizan sobre su escritura. En cada uno de ellos las lenguas que conviven en la escritura cobran diferentes valores y significados, desde la tarea de traducción del inglés al castellano de Borges, la cual  marcó en cierta medida su molde de escritura, hasta la elección de escribir en francés de  Alcoba como parte de su distanciamiento del castellano en la escritura de su historia personal,  pasando por la elección del inglés como rasgo de universalidad en Manguel o la escritura en las orillas entre el francés y el castellano a la que se aboca Baron Supervielle.  

Cierra la sección dedicada a las obras del siglo XX el artículo sobre “La madeja de la traducción: las traducciones de Rayuela, de Cortázar, y Paradiso, de Lezama Lima, en Alemania” de Katharina Einert. Como bien reza el título, la autora aborda estas dos obras de la literatura hispanoamericana para estudiar los factores que incidieron en su traducción y publicación en Alemania. Einert analiza en primer lugar las políticas editoriales y la importancia de la Feria del Libro de Fráncfort en la década del setenta respecto de la traducción y difusión de la literatura latinoamericana. Luego se concentra en los problemas de traducción y de revisión a partir de una obra difícil de comprender como es Paradiso para un traductor alemán, problemas que significaron también dificultades económicas y retrasos de muchos años en todo el proceso, a pesar de que el mismo Cortázar actuara como mediador entre la obra de Lezama Lima y sus traductores. El caso de la traducción de Rayuela no resulta menos complicado, según expone detalladamente Einert. En el proceso se suceden traducciones, revisiones y recorrecciones que representan también gastos económicos y cartas de reproche. Estos dos casos le sirven a la autora para demostrar que la traducción de una obra literaria no se limita al mero pasaje de una lengua a otra sino que, por el contrario, está inmersa en un contexto complejo que va más allá del hecho propiamente textual. El ensayo termina con una generalización crítica sobre las teorías de la traducción, generalización que, a nuestro entender, da cuenta del desconocimiento de la autora sobre los numerosos enfoques que la disciplina traductológica viene desarrollando en las últimas cuatro décadas, en especial desde el giro cultural en los estudios de traducción de los años ’80.

Los cuatro últimos estudios de esta obra se concentran en el siglo XXI. El primero de la serie lleva por título “De oposiciones, apropiaciones y traducciones (anti) poéticas: lecturas cruzadas de Nicanor Parra y Roberto Bolaño”. En él su autor, Benjamin Loy, apunta a identificar las intertextualidades que unen la poética del escritor chileno Roberto Bolaño con su compatriota Nicanor Parra, en particular la antipoesía parriana características del humor y de la ironía que son traducidos por Bolaño en su obra. Asistimos por lo tanto a un concepto de traducción amplio, en el sentido en que las editoras de esta obra colectiva señalan en la Introducción, esto es como “proceso multidimensional de apropiación y transformación de textos y de lenguas” (p. 9). Sin embargo, Loy se inscribe en el enfoque del traductólogo y filósofo Steiner cuando de traducibilidad se trata. Con este recurso, no solamente intenta explicar las posibilidades  de la antipoesía de adaptarse a nuevos contextos enunciativos, sino también equipara la canonización de ambos escritores con los clásicos, problematizando su interpretación y traducibilidad en las sucesivas enunciaciones. Estas cuestiones teóricas se van tejiendo en el ensayo junto con los ejemplos concretos de la novela de Bolaño Estrella distante. 

El problema de la traducibilidad es también objeto de estudio en el siguiente ensayo, “Reflexiones en torno a la traducibilidad de lo cómico” de Simone Clement, quien se encarga de indagar la esencia de lo cómico desde un enfoque de traducción intercultural, más allá de las dificultades lingüísticas por todos conocidas. Para ello parte de la definición de la noción de “lo cómico” y de las condiciones que ésta debe cumplir para ser considerada como tal. Pasajes de obras de García Márquez tales como El coronel no tiene quien le escriba, Cien años de soledad y Los funerales de la Mamá grande le sirven de pretexto para desarrollar sus reflexiones, fundamentadas en la importancia de conocer el contexto y tener un conocimiento cultural previo, debido a que los resortes de la comicidad se encuentran por detrás de las palabras. Tal aseveración se apoya en un trasfondo teórico que considera lo cómico en el marco de la problemática del conocimiento específico de una cultura, lo cual guarda coherencia con el análisis desarrollado.   

Miguel Gutiérrez Maté se ocupa por su parte de “El llamado español latino de los doblajes cinematográficos en la encrucijada entre el español mexicano, el español general y el español neutro”. El autor intenta caracterizar las variedades del español empleadas en los doblajes tanto latinoamericanos como hispánicos partiendo de una observación muy actual y concreta: los comentarios y estereotipos en foros y redes sociales. Las preguntas que orientan el estudio son por qué coexisten en el ámbito hispanohablante las dos variedades de español doblado, tanto el peninsular como el latinoamericano y por qué no hay más variedades del latinoamericano, propias de cada país. Para responder a estos interrogantes, Gutiérrez Maté describe las particularidades de cada variante diatópica y toma como caso la película Cloud Atlas, traducida como El atlas de las nubes, de 2012. Resulta muy esclarecedor el intento de definir lo que se ha dado en llamar el español latino, así como de relacionar esta noción con la del famoso español neutro y de otras nociones como el español general y el español mexicano. El autor propone en su ensayo utilizar los diferentes doblajes como material sociolingüístico, lo cual, frente al auge actual de la lingüística de corpus, resulta muy interesante y pertinente.  

El último estudio del volumen, “¿Cuba francófona? Escritores cubanos en París entre exofonía, polifonía y traducción cultural: Nivaria Tejera y Eduardo Manet” de Andrea Gremels, constituye un caso atractivo de análisis desde el enfoque del multilingüismo. La autora propone abordar la siempre vigente problemática de la lengua de escritura, esta vez tomando a los escritores de la diáspora cubana en París como objeto de estudio. Con un marco teórico bien situado en la lingüística y en la teoría de la traducción, enriquecido por reflexiones provenientes de la deconstrucción derridiana y de la polifonía bajtiniana, la autora se aboca a desentrañar los procesos de inserción de la lengua otra en las novelas de Nivaria Tejera (Sonambule de soleil/Sonámbulo del sol, Le Revin/El barranco y Fuir la spirale/Huir de la espiral) y de Eduardo Manet (D’amour et d’exil). Según la autora, en la presencia del francés como lengua exófona subyace la otredad dentro de la poética del exilio de Tejera, mientras que en Manet, escritor que elige el francés como su lengua literaria, la coexistencia de esta lengua y del español constituye una hibridez, un escribir en la frontera y una traducción de su cultura cubana que lo erigen en un mediador intercultural.

En síntesis, el presente volumen constituye una valiosa aportación para los análisis literarios y lingüísticos que construyen su objeto de estudio alrededor de la problemática de la traducción. También lo es para todos aquellos interesados por los procesos de traducción cultural, de polifonía, de análisis del discurso y de sociolingüística, dada la amplitud de miradas que los autores brindan sobre los intercambios culturales entre Europa y Latinoamérica. No obstante, sin por ello hacer mella a la calidad de los ensayos desde el punto de vista literario, lingüístico y cultural, creemos útil señalar ciertas ausencias en algunos de los estudios en cuanto a reflexiones relacionadas con los procesos translativos desde la teoría traductológica, dado el papel fundamental que, como hilo conductor, desempeña la problemática de la traducción a lo largo de la recopilación.



Con la ayuda de:
Editorial Arco Libros

© Infoling 1996-2019. Reservados todos los derechos.
ISSN: 1576-3404
Logo image by Hay Kranen / CC-BY