ReseñasSección dirigida por Yvette BürkiInfoling 5.1 (2021)

Si no puede leer este documento,
descárguese la última versión de ADOBE

Santiago Sánchez Moreano (The Open University). Reseña de Patzelt, Carolin; Spiegel, Carolin; Mutz, Katrin. 2018. Migración y contacto de lenguas en la Romania del siglo XXI / Migration et contact de langues au XXIe siècle. Berlin: Peter Lang. Infoling 5.1 (2021) <http://infoling.org/informacion/Review475.html>

Este volumen colectivo es el resultado del simposio internacional Migración y contacto de lenguas en el siglo XXI (2016), el cual tenía por objetivo contribuir al posicionamiento de la lingüística de la migración como disciplina y discutir sobre las líneas de investigación y sus posibles proyecciones y vacíos. La obra fue coordinada por Carolin Patzelt, Carolina Spiegel y Katrin Mutz de la Universidad de Bremen, en Alemania, quienes fueron también las organizadoras del simposio.

La introducción de la obra es breve. Está escrita en español, seguida de una versión en francés. En ella, las editoras presentan las partes del libro y dan un resumen corto, pero informativo de cada uno de los artículos. Antes de empezar a reseñarlos, quisiera retomar algunos puntos de la introducción que, a mi parecer, son problemáticos y merecen ser discutidos. Por ejemplo, las editoras avanzan el posicionamiento teórico que orienta los trabajos de cada uno de los contribuyentes. Todos se inscriben en una “lingüística de la migración”, disciplina relativamente nueva que se inspira en la sociolingüística y la lingüística de contacto o que se encuentra en la interface de ambas. Llama la atención que las editoras remiten a Zimmermann y Morgenthaler (2007), en un pie de página (p. 7), para “una discusión de la necesidad y la licitud” de tratar dicha disciplina como algo diferente de la lingüística de contacto y de la sociolingüística sin explicar sus particularidades a pesar de que es la que orienta la obra. Hubiera sido interesante introducir al lector a las especificidades de una disciplina que se desarrolla a partir del auge de los estudios sobre el impacto de la migración en las prácticas de lenguaje de los individuos (Zimmermann & Morgenthaler García 2007: 7) y del concepto de Migrationslinguistik, trabajado principalmente por investigadores alemanes, en particular, de la universidad de Bremen.

Asimismo, las editoras afirman que la complejidad de los procesos de migración se ha venido considerando de manera lenta y esporádica (p. 8). Sin embargo, no se explicita si esto se observa únicamente el ámbito románico, área geográfica que pretende cubrir la obra, o si es una observación más general. Esto llama la atención toda vez que un gran número de estudios científicos publicados, por ejemplo, en la revista Lengua y Migración desde 20091, dan cuenta de una interesante diversidad de fenómenos lingüísticos asociados a los movimientos de personas. Sin contar con los trabajos realizados en otros ámbitos relacionados con el español y lenguas indígenas (Butragueño 2009; Martínez López 2006)2, con el inglés en Estados Unidos (Silva-Corvalán 1994; Otheguy & Zentella 2012), o el francés con otras lenguas (Van den Avenne 2005; Léglise & Migge 2010; Forlot 2008; Léglise 2008) que, de manera central o periférica, tienen en cuenta la movilidad espacial de los grupos sociales.

De la misma manera, las editoras afirman que las sociedades del siglo XXI se caracterizan por un plurilingüismo dinámico con un alto porcentaje de migrantes, lo que produce procesos de hibridación lingüística que no han sido descritos sistemáticamente ni por la lingüística de contacto ni por la lingüística de corpus (p. 8). Si bien esto podría aplicarse a la lingüística de corpus, aunque con notables excepciones (Léglise & Alby 2016; Alby, Léglise & Vaillant 2011), la lingüística de contacto se ha venido nutriendo en los últimos 15 años de las reflexiones surgidas en el campo del multilingüismo (Martin-Jones & Martin 2017; Martin-Jones, Marilyn, Blackledge & Creese 2012; May 2014; Léglise 2017; Auer & Li 2007; Spotti & Blommaert 2017; García, Flores & Spotti 2016) y de la superdiversidad (Vertovec 2007; Vertovec 2009; Blommaert & Rampton 2011) sobre justamente la hibridez, los bricolajes y la heterogeneidad de las prácticas de lenguaje. Como lo sugiere Nussbaum (2012: 279): “Estas miradas sobre el multilingüismo  y la diversidad son fuerzas desestabilizadoras en el sentido en que rompen con las prácticas investigadoras habituales en los campos del contacto de lenguas, del análisis de la interacción y del aprendizaje”.

Por otro lado, en la introducción se critican el hecho que los trabajos previos analizan situaciones estáticas y estables (étnicas y lingüísticas) de los grupos en situación de migración, pero no se hace referencia a dichos trabajos. Además, se pasa por alto los avances aportados por los estudios sobre movilidad y migración transnacional et las prácticas de lenguaje de los actores sociales (Preisler et al. 2005; Gorovitz & Léglise 2015; Léglise 2019; Deprez 2006; Canut & Guellouz 2018; Billiez 2012; Farrell 2008; Kerswill 2006; Slembrouck 2011), entre muchos otros.

Por último, el lector se esperaría en la introducción a una justificación del espacio lingüístico representado en la obra: La Romania, que incluye a lenguas romances como el español, el francés, el gallego, el criollo haitiano (con base francesa), pero que deja de lado lenguas como el italiano, el portugués, el catalán, y el rumano.

Más allá de que estos aspectos hubieran podido ser discutidos desde la introducción de manera más amplia, el trabajo de compilación es interesante pues las contribuciones, diversas, tanto teórica como metodológicamente, retoman ya individualmente algunos de estos aspectos. Se trata pues de un aporte interesante en relación con el estudio de los efectos sociolingüísticos de la movilidad y la migración desde perspectivas más contemporáneas.

La obra consta de trece artículos distribuidos en cuatro partes. La primera es “Lengua y migración” compuesta de cuatro estudios que presentan modelos teóricos para el estudio del cambio lingüístico en situaciones de migración. La segunda parte se llama “Migración interna y contacto de variedades” y está constituida por tres capítulos que abordan diferentes situaciones de movilidad interna y sus efectos lingüísticos. La tercera parte se llama “Lenguas y variedades en la diáspora” y consta de cuatro estudios que tratan de situaciones de contacto lingüístico en contextos diaspóricos. La última parte abarca dos capítulos y se titula “Contacto y política lingüística”. En lo que sigue reseño los diferentes artículos siguiendo la distribución en cuatro partes elegida por las editoras.

El primer artículo titulado “Mantenimiento y pérdida de variedades de contacto emergidas de la migración: la dinámica de los diasistemas de los chicanos” es de Klaus Zimmermann (Universität Bremen). El autor discute las condiciones para el mantenimiento y la pérdida de las variedades de español que cohabitan en el suroeste de los Estados Unidos considerando esta zona como propicia a la emergencia de diasistemas por causa de la migración. Zimmermann afirma que este espacio de contacto complejo de lenguas y variedades es el resultado de movimientos migratorios sucesivos. Es un espacio diastistémico en el que se observan diferentes continua de variedades. De manera interesante, Zimmermann sostiene también que dichos diasistemas de las variedades en contacto no tienen límites discretos, sino más bien solapamientos parciales, lo cual pone en evidencia el problema de las fronteras lingüísticas (Makoni & Pennycook 2005; Léglise 2018; Auzanneau & Greco 2018).

Después de describir la situación de la migración mexicana en Estados Unidos (p. 22), el autor se focaliza en las variedades de lengua en contacto de los chicanos de Estados Unidos. Afirma que estas son de dos tipos: una basada en las variedades de español mexicano que coexisten en esta zona; y la otra, basada en el inglés que se habla en el suroeste de los Estados Unidos. El autor afirma que ambas se usan de manera dinámica e inconsciente, sin que los hablantes de ocupen de qué es correcto o no.

El autor propone que, en contextos dinámicos de migración, las variedades de lengua que emergen pueden perderse rápidamente, mientras que otras se pueden mantener como variedades no estándares o incluso se pueden convertir en nuevas lenguas. Zimmermann nos explica que en este contexto específico puede suceder que dichas variedades desaparezcan por el peso de variedades estándares o que se mantengan por aceptación social de lo no estándar y de lo híbrido.  

Más adelante, el autor discute las condiciones de mantenimiento o pérdida de dichas variedades haciendo énfasis en el desarrollo demográfico. Sugiere que, si bien las previsiones de crecimiento de la población hispana en Estados Unidos son altas, esto no se puede considerar como un indicador de vitalidad y del futuro del español en este país. Aunque esto pueda ser más favorable para su mantenimiento, es importante, dice el autor, tener en cuenta otros factores como la exclusión, la pobreza y la segregación, la menor afluencia de nuevos inmigrantes y las actitudes de los hablantes hacia su propia lengua.

El autor propone una visión con varios escenarios del futuro del español en el suroeste de los Estados Unidos desde la perspectiva del diasistema teniendo en cuenta un nivel estructural y un nivel de uso. A nivel estructural, por ejemplo, el autor sugiere que puede haber, entre otras cosas, mantenimiento de las estructuras de cada variedad en contacto. A nivel del uso, se podría observar tanto el mantenimiento de variedades de español como su desuso en favor del inglés o la emergencia de una competencia multivariacional (aumento de variedades). Sin embargo, el autor muestra que algunos estudios (Bills 2005) ponen de relieve una deslealtad creciente hacia el español por parte de los hispanos. El autor sugiere que se mantiene la variedad siempre y cuando haya ámbitos y funciones que favorezcan su uso. En términos de la dinámica de los diasistemas, el autor establece una lista de factores que incidiría en el mantenimiento o desaparición de las variedades de contacto (p. 34). Klaus Zimmermann termina su artículo con una reflexión sobre las condiciones necesarias para que hipotéticamente el Spanglish, por ejemplo, se convierta en nueva lengua, siguiendo dos factores: las condiciones externas del mantenimiento o pérdida y la construcción cognitiva, emotiva y valorativa acompañada de decisiones políticas.

El segundo artículo es de Eva Gugenberger (Universität Wien) y se titula “De inmigrantes a transmigrantes: modelos de migración y sus consecuencias lingüísticas”. La autora discute las implicaciones y consecuencias lingüísticas de tres enfoques sobre la migración que reflejan tres formas distintas de abordar el tema: el modelo “tradicional” emigración/inmigración, el modelo inmigración de retorno, y el modelo migración transnacional. La autora ilustra estos modelos con ejemplos puntuales de inmigración: los gallegos en Argentina para el primer modelo, la inmigración de portugueses a Alemania para el segundo modelo y las parejas mixtas que viven entre España y Alemania para el tercer modelo.

La autora empieza haciendo un recuento de los estudios sobre la migración desde su conceptualización a finales del siglo XVIII con la creación de los Estados-Nación hasta los estudios modernos sobre migración transnacional que cobra importancia a partir de la década de los 90, pasando por la perspectiva multicultural e intercultural (1960-1980). Eva Gugenberger muestra cómo estas etapas o momentos y la perspectiva adoptada epistemológicas en cada una se reflejan en disciplinas como la lingüística, los estudios culturales y las ciencias sociales.

La descripción y comprensión de estos paradigmas, explica la autora, tiene implicaciones en cómo se conceptualizan la lengua y los procesos de cambio lingüístico. En la primera fase, por ejemplo, las lenguas son observadas como entidades monolíticas, sistemas cerrados y separables. En la segunda fase, se mantiene el mismo modelo. Se habla de un monolingüismo doble en el que el bilingüismo es el dominio perfecto de dos lenguas. Aquí, la interferencia lingüística es considerada como una anomalía. Sin embargo, con la introducción del paradigma intercultural en los años ochenta, se introdujo una visión más dinámica del contacto lingüístico como la de Peter Auer (1983; 1998). En la tercera fase, se habla de transculturalidad e hibridez. Se pasa a una perspectiva hibridista o translingüe (Gugenberger 2013) en la que no se considera pertinente hablar de lenguas o sistemas separados. En esta fase, dice la autora, surgen algunos términos como prácticas híbridas, translanguaging, prácticas translingües y de repertorio lingüístico.

La autora presenta las características de cada modelo, centrándose en el mantenimiento/pérdida y en la modificación de repertorios lingüísticos. Para Gugenberger la emigración/inmigración, en la primera fase, es unidireccional como se observa en el caso de los gallegos en Argentina y su sincretismo cultural que llevó al uso del español como lengua común con la influencia prosódica y léxica del italiano. En esta fase se observa cómo las lenguas en los países receptores se van transformando bajo el impacto de la migración. Por su parte, en la fase dos, la migración de retorno representa un periodo de actitud positiva frente al multilingüismo. Gugenberger explica que este paradigma acepta y reconoce las diferencias culturales y lingüísticas pues no se considera la incorporación de grupos inmigrantes a una sociedad mayoritaria, sino la cohabitación de diferentes grupos en un mismo espacio. La autora afirma que la perspectiva multicultural va de la mano con la migración de retorno que se desplazó del sur al norte y centro de Europa. Explica que muchos de los inmigrantes eran trabajadores temporales que mandaban a traer a sus familias y vivían en islas culturales, hablando la misma lengua y alimentando sus propias costumbres. Para Gugenberger, esta situación ha llevado al mosaico multilingüe que se observa hoy en Europa.

En la última fase, explica la autora, la transmigración da cuenta de movimientos circulares físicos y simbólico-imaginativos entre el país de residencia y el país de origen. Se crean espacios transfronterizos, se mantienen vínculos fuertes con el lugar de origen.  Se desarrollan identidades híbridas con referencias múltiples (p. 55). Esto se refleja en sus repertorios pluriculturales y plurilingües y es favorecido por la facilidad de movilidad física y las nuevas tecnologías. Aquí, se crean contactos a través de redes digitales y transnacionales. Se favorece el repertorio multilingüe, las trayectorias multidireccionales, urbanas, etc. Sin embargo, las situaciones descritas por Gugenberger en cada una de estas fases del estudio de la migración son, como lo dice ella, prototípicas. Es por esto que, de manera pertinente, la autora deja la puerta abierta para otras interpretaciones y estudios detallados.

El tercer artículo es de Elton Prifti (Universität Wien) y tiene por título “El galemañol. Aspectos pragmáticos del contacto migracional entre español, gallego y alemán en la zona Rin-Neckar (Alemania)”. El autor discute el comportamiento lingüístico (linguistic behaviour) de inmigrantes gallegos de diferentes generaciones en Alemania. Se trata de un trabajo en curso en el campo de lo que él denomina la “lingüística migracional”. El autor hace una contextualización de los trabajos realizados sobre lengua y migración, empezando por los trabajos de Lüdi y Py (1984). Luego, describe la tradición de los estudios sobre migración de españoles en Alemania, para luego focalizarse en la migración gallega en la región de Rin-Neckar. Justifica su estudio debido a la falta de trabajos sobre la integración lingüística de gallegos en Alemania y nos provee datos de la emigración española y gallega en Alemania desde los años sesenta (por motivos económicos y la postguerra) hasta nuestros días (a causa de la crisis española en 2008).

El autor presenta los grandes rasgos de la “lingüística migracional”, la cual, explica, es pluridimensional puesto que se basa en la triple percepción aristotélica del pensamiento, adaptada a la filosofía del lenguaje. El autor remite a Prifti (2014a; 2014b; 2016) en nota al pie en la página (p. 73) para más detalle sobre esta teoría, pero nos propone a grandes rasgos sus cuatro campos de investigación: el saber lingüístico, el comportamiento lingüístico, el producto lingüístico, y la correlación entre lengua y variedades de contacto e identidad. A su vez, el autor propone algunos conceptos analíticos que pueden operar en cada uno de estos campos de investigación: los enclaves individuales o colectivos de hablantes; la selección virtual y el uso real de una lengua o variedad de contacto; el uso lingüístico habitual o esporádico; el saber lingüístico real o virtual; la situación de comunicación marcada o no marcada; la adquisición pilotada, semi-pilotada o no piloteada, etc. (pp. 74-75). Aquí, un cuadro sintético que resumiera tanto los conceptos como los campos de acción hubiera sido útil para el lector.

Luego, el autor analiza los datos obtenidos mediante 17 entrevistas con 19 miembros de la comunidad gallega. Analiza también testimonios escritos espontáneos, cartas, notas, y compara dichos datos con trabajos anteriores (Dobarrio Blanco 2014; Lohse 2016) que han seguido el mismo enfoque pluridimensional. Al presentar los resultados, el autor describe el comportamiento lingüístico de los hablantes gallegos en la zona Rin-Neckar limitándose a los aspectos pragmáticos del contacto multilingüe. Prifti observa que hay cuatro lenguas en contacto: el español, el gallego, el alemán y el dialecto alemán. Afirma que hay discrepancia en la valencia comunicativa de dichas lenguas, poniendo de relieve tres tipos de relación diglósica: la homóglota, la alóglota y la alógena (p. 79). También observa, en términos de dinámicas pragmáticas, que la valencia comunicativa por generación opera a través de la identificación de cinco niveles pragmáticos de uso en las tres generaciones, lo cual da cuenta de un cambio de la pragmática lingüística por generación.

El autor concluye que el alemán regional es la variedad de contacto con mayor valencia comunicativa, seguido por el español regional y el gallego dialectal. Las variedades estandarizadas de estas tres lenguas tienen valencia comunicativa limitada y el gallego pierde dicha valencia generación tras generación. Prifti concluye su artículo afirmando la pertinencia de este modelo para efectuar estudios diferenciados amplios y sistemáticos de situaciones complejas de plurilingüismo y migración.

El cuarto y último artículo de esta sección es de Tabea Salzmann (Universität Bremen). Se titula “Código y repertorio en el contacto de lenguas: el francés de Pondichéry”. En su artículo la autora presenta un modelo holístico del contacto lingüístico basado en las nociones de código y repertorio. Dicho modelo tiene como objetivo contribuir a la comprensión del lenguaje en uso en situaciones de diversidad y contacto lingüístico. La autora ilustra las particularidades de este modelo con ejemplos del “francés” de Pondichéry en contacto con el francés metropolitano, el tamil, el inglés y el hindi sacados de Kelkar-Stephan (2005).  Las copias y alternancias son una práctica convencionalizada en Pondichéry, afirma la autora.

En sus análisis, Salzmann hace la distinción entre código y repertorio. Ambos conceptos son presentados como complementarios a pesar de que ella misma los define como “entidades aparentemente cerradas” y “red abierta de interrelaciones entre rasgos” respectivamente. La autora sugiere el concepto de copia de códigos o code-copying como término alternativo que ofrece la posibilidad de dejar de utilizar términos como codeswitching, calco, borrowing, etc. Propone también, siguiendo la noción de feature pool de Mufwene (2001), hablar de repertorio individual y grupal para referirse a los elementos de diversas lenguas compartidas por un grupo social y a la propagación de nuevos rasgos.

Tabea Salzmann sugiere que este enfoque unificado de dos conceptos aparentemente contradictorios permite estructurar una visión más general e integral de los fenómenos lingüísticos. Mientras el repertorio, afirma, da explicaciones “cognitivo-pragmáticas y socio-situacionales” del uso de los recursos lingüísticos por los hablantes, el código permite “explicaciones sistémico estructurales y diacrónicas” (p. 110). La ventaja de este enfoque es, como lo sugiere la autora, que “esta teoría abandona las categorías cerradas de la concepción de lenguas y abre el camino hacia una perspectiva más dinámica (…) asemejándose más a la manera de interactuar de los hablantes” (p. 109). Este tipo de enfoque resulta interesante y novedoso, pues permite no estancarse en viejos debates de la lingüística de contacto. Un enfoque similar es adoptado por Léglise y Alby (2016) en su propuesta de descripción de corpus plurilingües heterogéneos.

La siguiente sección tiene por nombre “Migración interna y contacto de variedades” y se focaliza en los efectos del contacto entre variedades de una misma lengua por causa de la migración interna. Sin embargo, la sección empieza con el capítulo de Azucena Palacios Alcaine (Universidad Autónoma de Madrid) y Marleen Haboud (Pontifica Universidad Católica de Quito) que se titula “Dejar + gerundio en el castellano andino ecuatoriano” en el que se tratan dicha construcción como resultado del “contacto intenso y prolongado del español y del kichwa” en el marco de un proceso de convergencia lingüística de larga data.

Gracias a un corpus diversificado en el que se combinan muestras de habla natural, elicitatión, muestras de habla de los medios de comunicación y de redes sociales, las autoras explican la emergencia de nuevos usos de la perífrasis dejar + gerundio con sentido de causatividad como “Me dejó destrozando las muelas” y “No sé qué le diría Pepe que le dejó bailando de alegría”.

Las autoras explican que en español general las construcciones dejar + gerundio temporales dan cuenta de dos eventos separados o simultáneos con actantes diferenciados que pueden expresar la anterioridad o la simultaneidad. En español andino ecuatoriano no solo se encuentran estas mismas construcciones, sino que también se observan en las causativas. Ahora, las causativas negativas también existen en español europeo, pero tienen una predominancia de sujetos (causantes) inanimados y de verbos intransitivos, mientras que en el español andino ecuatoriano el sujeto causante humano es mucho más frecuente (ejemplos pp. 127-128), lo que hace que esta construcción y su uso sean innovadores en esta variedad de español.

Para comprender por qué se considera innovadora esta construcción con sentido causativo y con sujetos causantes humanos, las autoras explican el continuum del proceso de gramaticalización de la construcción dar + gerundio y explican cómo el verbo dejar tiende hacia la auxiliarización en el español andino ecuatoriano. Se trata de un análisis bastante fino de un fenómeno de variación inducido por contacto. Es una contribución importante que se suma a la ya amplia bibliografía sobre esta variedad de español andino. A pesar de que sabemos que dichas innovaciones pueden ser consideradas, en parte, como consecuencia de la movilidad interna de poblaciones kichwas e hispanoblantes en el Ecuador, el rol de la migración interna de poblaciones no se explicita en el estudio.  

El segundo artículo de esta sección se titula “Migraciones internas y el castellano hablado en el sur de Perú: variación de /ɾ/ y /ʎ/ en la provincia de Arequipa” y es autoría de Rabea Fröhlich (Universität Münster). La autora empieza con una cita de Ana María Escobar (2007: 104) (p. 146) con la que de entrada deja en claro su posicionamiento sobre el rol de la movilidad espacial en la variación lingüística. Así, Fröhlich subraya las movilidades migratorias en la región de Arequipa y sus implicaciones para el estudio de la variación y el cambio lingüístico en las variedades de español peruano de esta región.

La autora se focaliza en el estudio de la variación de estos fonemas en el habla espontánea de cuatro grupos de personas, hombres y mujeres entre 49 y 59 años, residentes en la ciudad de Arequipa. Los cuatro grupos tienen diferentes perfiles sociolingüísticos: 1. bilingües consecutivos con quichua como primera lengua y que viven en zonas rurales; 2. castellanohablantes monolingües residentes en zonas rurales; 3. castellanohablantes monolingües que viven en zonas urbanas; y 4. bilingües consecutivos con el quechua como primera lengua, pero que migraron hacia la zona urbana de Arequipa. Su habla, afirma la autora, “refleja bien la situación idiomática actual en la zona de investigación”. Suponemos que la autora se refiere a la heterogeneidad sociolingüística de los hablantes que viven en la ciudad de Arequipa, aunque no hay mayor explicitación al respecto.

La autora empieza describiendo ampliamente el contexto geográfico y político-administrativo de la región de Arequipa (p. 148), lo cual resulta importante puesto que contextualiza al lector en un estudio en el que la migración es una variable importante. La autora sostiene, siguiendo a Sánchez Aguilar (2015), que Perú es un país de migrantes internos caracterizado por los flujos migratorios internos hacia las ciudades costeras más importantes como Lima o Arequipa que atraen a la gente por su dinamismo económico y productivo, pero también por sus recursos naturales y mineros. Esto hace que las variedades de español converjan gracias a esta movilidad interna.

Fröhlich basa sus análisis en siete horas de entrevistas semi-dirigidas sistematizadas estadísticamente y complementadas por informaciones extralingüísticas. A partir de estos datos, la autora muestra que mientras el mantenimiento de la oposición entre /ʎ/ y /j/ se presenta como característica de los hablantes que tienen castellano como segunda lengua, el uso de [ɾ] con fricción refleja más bien un contraste que se da entre áreas rurales y urbanas: la /ɾ/ con fricción parece ser una característica de las zonas rurales, presente en el habla de mujeres bilingües consecutivas.

El tercer y último artículo de esta sección se titula “¿Existe una nivelación de las prosodias regionales en el interior argentino? La tonada cordobesa (Córdoba capital): un estudio de caso”. Su autora es Karolin Moser (Universität Tübingen). Se trata de un estudio en el que la autora muestra cómo la migración interna en Argentina tiene un impacto en la prosodia regional en la ciudad de Córdoba. La autora empieza haciendo una breve descripción de las migraciones europeas en la Argentina de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Luego, describe las migraciones internas en la provincia de Córdoba a mediados del siglo XX y afirma que esta ciudad, y la región que la alberga, han conocido una movilidad interna importante motivada por su dinamismo económico y su atractivo estudiantil, pero también por el atractivo de Buenos Aires, lo que genera vaivenes migratorios que tienen efectos en las variedades de español. La autora afirma que se trata “de una región propicia para estudiar el posible impacto de las migraciones internas en el español” en la que se observa “el contacto lingüístico de distintas prosodias” (p. 183). Este aspecto, a mi parecer, es de gran importancia en el estudio contemporáneo de las dinámicas y vaivenes de la movilidad y la migración y sus efectos sociolingüísticos puesto que, por lo general, los estudios se centran más en el contacto de “lenguas” y tal vez menos en el contacto de variedades de una misma lengua.

Las prosodias que identifica Moser son: la tonada cordobesa, la tonada porteña o de litoral y la tonada del esdrújulo. La autora nos explica que cada tonada tiene sus propias particularidades. En la tonada cordobesa, por ejemplo, se observa el alargamiento vocálico en las sílabas pretónicas, la cual sería influencia de lenguas indígenas como el sanavirón y el comechingón (p. 185). A pesar de que existen pocos estudios, la autora afirma, siguiendo a Toniolo (2007: 540), que se trata de un rasgo diatópico de identidad sin ninguna funcionalidad, observable más en las clases bajas.

Gracias a un corpus obtenido a través del cuestionario de “survey for Argentinian Spanish” (Gabriel, Feldhausen & Andrea Pešková 2010) en el que se incluyen a 38 hablantes de clase alta, media, y media baja, cordobeses, hombres y mujeres, la autora analiza las diferencias en el alargamiento de vocal pretónica en la tonada cordobesa y la prosodia de Buenos Aires centrándose en enunciados declarativos neutros de foco amplio. La autora observa, por ejemplo, que los estudiantes cordobeses de clase media dan cuenta de un alargamiento pretónico y que la clase alta tiende a nivelar la prosodia cordobesa orientándolo a la prosodia porteña o a la de otras regiones. Según la autora, este fenómeno de nivelación prosódica en marcha se estaría observando entre los jóvenes, y que podría ser favorecida por el contacto lingüístico con la prosodia porteña y las migraciones internas, pero también por el papel de los medios de información.  

La tercera sección se titula “Lenguas y variedades en la diáspora”. El objetivo de esta sección es dar cuenta de “los contactos lingüísticos en contacto diaspórico” (p. 10), toda vez que el concepto de diáspora, según las autoras, ha sido poco trabajado en los estudios lingüísticos a diferencia de los estudios en ciencias sociales, antropología y letras. De hecho, afirman también que las lenguas románicas “están prácticamente ausentes en los estudios sobre cambios lingüísticos en contextos diaspóricos” (p. 10), por lo que las cuatro contribuciones que siguen, en español y en francés, constituyen un aporte importante de la obra.  

El primer artículo es de Gabriele Knauer (Humbolt-Universität zu Berlin) y se titula “Estilos comunicativos de cubano-americanos y cubanos en el debate público: un estudio metadiscursivo del panel Último jueves en Miami”. Último jueves es un foro de debate público creado en 2015 en un café de Miami llamado Tinta y Café y es un espacio de diálogo y debate abierto a la comunidad de cubanos en Miami. Este estudio se integra en la amplia bibliografía sobre la diáspora cubana en Miami, en los estudios sociolingüísticos sobre el español estadounidense y en los estudios sobre el español cubano en Estados Unidos.

El objetivo de la autora es comprender cómo se construyen los estilos comunicativos de los cubanos y de los cubanos establecidos en Estados Unidos comparando el uso del sujeto pronominal en construcciones con el verbo creer en contextos donde se expresa opinión como los debates y donde se enfrentan dos variedades de español como el espacio de discusión en el café. La autora parte de la hipótesis de que el uso de pronombres en construcciones con creer, verbo cognitivo con alta frecuencia de sujeto pronominal explícito de primera persona, está asociado con categorías pragmáticas que permiten la expresión de la subjetividad y de intersubjetividad.

A partir de la observación de seis sesiones de debate, la autora sostiene que el hecho de explicitar el sujeto en las construcciones con creer es interpretado como una estrategia de los hablantes para “afirmar su presencia en la escena perceptiva e insertar el discurso en su esfera personal, subrayando su propia relación con el contenido proposicional de dicho discurso” (p. 209), es decir, expresar compromiso epistémico. Mientras que la omisión sería una estrategia para mostrar objetividad poniendo de relieve el contenido mismo del discurso y su valor de verdad intrínseco, es decir, atenuar el compromiso epistémico. La coocurrencia de ambas estrategias en este contexto da cuenta de estilos comunicativos distintos.

La autora concluye que los hablantes muestran diferencias en la expresión de la opinión: los cubanos de la diáspora muestran un estilo comunicativo subjetivo focalizándose en sí mismos y en su compromiso epistémico con el contenido proposicional. Mientras que los cubanos de la isla construyen un estilo objetivo y afectivo con tendencia a la informalidad, desfocalizándose a sí mismos de manera que crean más bien consenso que controversia.

El segundo artículo de esta sección es de Carolina Francisca Isabel Spiegel (Universität Bremen), quien propone un capítulo llamado “Kualo ay de nuevo? Aproximación a la (re-)castellanización del judeoespañol vernáculo en Turquía”. Este texto tiene tres objetivos: 1) conceptualizar el concepto de re-castellanización en el judeoespañol vernáculo en Turquía; 2) presentar las principales ideas del trabajo monográfico de la autora; y 3) presentar una aproximación diferente a la del debilitamiento y muerte de la lengua para el caso del judeoespañol de Turquía.  

La autora empieza con una pertinente clarificación terminológica de los conceptos judeoespañol, ladino y judezmo “según su uso y sus designaciones en la comunidad científica” (p. 225). Spiegel afirma que el término judeoespañol hace referencia al español hablado por los judíos sefardíes del imperio Otomano y que, en el siglo XX, los romanistas alemanes empezaron a utilizarlo para referirse a las diferentes modalidades de judeoespañol. La autora distingue entre judezmo y ladino como dos modalidades del judeoespañol.

Luego, Spiegel nos presenta la situación de contacto en Turquía entre el judeoespañol vernáculo con lenguas como el francés, el turco y el castellano, pero también con otras lenguas como el hebreo y el griego. Con ejemplos de la bibliografía (Sephiha 1973; Bossong 1987; Varol-Bornes 2008) y con observaciones realizadas en su propia tesina, la autora muestra cómo el francés y el turco influyen hoy en día en el judeoespañol. El francés, afirma la autora, tiene gran influencia al ser una lengua importante en Turquía desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad. Por su parte, el turco, desde la fundación de la República de Turquía en 1922, ejerce principalmente una influencia en el judeoespañol en el nivel léxico, gracias a las políticas lingüísticas decimonónicas de “una sola lengua, una sola cultura, un solo ideal” (p. 230). Finalmente, Spiegel afirma que la influencia del castellano en el judeoespañol, desde la segunda mitad del siglo XIX hasta nuestros días, es favorecida por la campaña de Ángel Pulido, senador español, en favor de los sefardíes, y de la ley 12/2015 que buscaba dar la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España. Esta influencia del castellano en el judeoespañol se manifiesta principalmente en el vocabulario de origen castellano, afirma la autora.

La hipótesis que defiende Spiegel es que el hecho que los aspirantes a la nacionalidad española deban demostrar un conocimiento básico de la lengua española (con un diploma DELE) puede volverse un acelerador del proceso de (re)castellanización del judeoespañol de Turquía. Esta (re-)castellanización, término que la autora prefiere al de (re-)hispanización, son ilustrados con dos ejemplos: la sustitución morfológica y la alternancia léxica. En este contexto, se entiende la (re)castellanización como un proceso, con trasfondo de política lingüística, de sustitución de elementos turcos, franceses y judeoespañoles a nivel léxico, fonético, morfológico y sintáctico, por castellanismos (p. 237).  

El tercer texto de la sección dedicada a las variedades en contacto en la diáspora es de Katrin Mutz y Carolin Patzelt (Universität Bremen). Se titula “Dynamique des langues créoles dans la diaspora”. Este artículo trata de la situación de las lenguas criollas con base léxica francesa “extraídas de su contexto endógeno” y que han sufrido cambios en su estatus social, prestigio y estructura en un nuevo contexto social, es decir, en la diáspora. En concreto, las autoras tratan del criollo haitiano en la Guayana francesa y en Canadá, comparando estos dos contextos sociolingüísticos, las prácticas lingüísticas y la formación de identidades de los haitianos que lo hablan. Las autoras afirman que no se sabe mucho sobre el desarrollo de lenguas de migrantes ya hibrizadas, como los criollos, en contextos diaspóricos. A este tipo de criollos en contacto en la diáspora, Mutz y Patzelt lo llaman lenguas de contacto in motu, es decir, en movimiento.

Siguiendo a Bhaba (1997) y a Gugenberger (2010), las autoras afirman que en situación de inmigración los individuos tienden a posicionarse en un espacio híbrido en el que los elementos lingüísticos y culturales de diferentes orígenes se mezclan de manera creativa dando paso a prácticas lingüísticas innovadoras. Sugieren que esto tienen consecuencias en la construcción de identidad, proceso para el cual proponen el modelo de aculturación lingüística de Gugenberger (2010) que, a su vez, está basado en la tipología de la aculturación psicológica de Berry (1996). Dicho modelo, adaptado por Gugenberger, consta de varios ejes de análisis: la oscilación lingüística, la asimilación lingüística, la separación lingüística y la integración lingüística. El primero y el último, según las autoras, favorecen más la hibridación de las lenguas por causa de la inseguridad lingüística de los hablantes y de su voluntad de crear discursos híbridos como reflejo de su identidad.

Siguiendo este modelo, las autoras observan dos tipos de aculturación lingüística en estos dos contextos estudiados. En la Guyana francesa, afirman, la formación de la identidad pasa por la idea de nacionalidad puesto que el créole es la lengua que más se habla en familia. En Canadá, por el contrario, el criollo no se mantiene en las familias y tiende a desaparecer de una generación a otra. Si bien estas diferencias resultan interesantes, el lector se queda con ganas de saber las causas. Puesto que se trata de un estudio comparativo-descriptivo, las autoras mismas dejan en claro, a manera de pistas para trabajos futuros, que es necesario detectar las razones de estas diferencias, pero también investigar sistemáticamente los procesos de hibridación en contexto de diáspora y describir las prácticas lingüísticas complejas de los hablantes (códigos mixtos, mezcla de lenguas, indexicalidad de las formas lingüísticas, etc.). Parte de esta agenda de investigación ha sido ya abordada con detalle en la bibliografía sobre la diversidad sociolingüística de la Guayana francesa (Ver por ejemplo, Léglise (2018; 2017; 2013) y Alby, Léglise y Vaillant (2011) sobre el concepto de pratiques langagières hétérogènes en este contexto.

De manera interesante, las autoras proponen también como pistas de investigación trabajar sobre la aculturación lingüística de lenguas criollas estigmatizadas en su país de origen, la diferencia entre lenguas de contacto estables e inestables en contexto diaspórico, los procesos de hibridación de lenguas ya híbridas, y las diferencias en el comportamiento lingüístico de los criollos en contexto francófono y no francófono.

El cuarto y último artículo de esta sección se titula “L’immigration indienne aux îles créolophones au XIXe siècle et le sort des langues des immigrés”. Su autor es Peter Stein (Unversität Bremen). El autor muestra cómo una nueva mano de obra compuesta por gente de la colonia británica en India sirvió como mano de obra remplazo de la esclavitud africana. El autor nos explica que, aunque ambos tipos de “mano de obra” implicaban un desarraigo a las raíces de los grupos sociales, subsistían diferencias a nivel lingüístico. Así, mientras que los africanos sufrían la pérdida de sus lenguas originarias y tenían que remplazarlas por nuevos sistemas híbridos, los indios de la colonia británica tenían la posibilidad de mantener sus lenguas y culturas puesto que muchas veces habían hecho el viaje con sus familias a las diferentes colonias británicas donde tenían que trabajar. En este artículo el autor propone discutir la suerte de estas lenguas indias y de las actitudes lingüísticas de los hablantes en el marco de esta nueva forma de esclavitud “por contrato”, llamada también “emigración por contrato”.

Stein nos informa que más de un millón de indios dejaron su territorio con un contrato de trabajo. Algunos terminaban en otras colonias no británicas como Surinam y la isla de la Reunión, pero también en la isla de Guadalupe y la Martinica. En estos territorios, el autor nos explica, la situación de las lenguas indias varía desde la desaparición total a inicios de la migración por contrato, hasta su mantenimiento en la segunda mitad del siglo XX, con excepción de la isla Mauricio. Asimismo, aprendemos que las poblaciones indias “modificaron su manera de hablar de modo que se desarrollaron hablas específicas” (p. 280), pero que hubo desaparición de las lenguas bhojpouris, y de casi todas las lenguas indias en prácticamente todos los territorios como Guyana británica, la Reunión, la Guadalupe y la Martinica, con excepción de la isla Mauricio en la cual el autor se focaliza.

El autor explica que en esta isla las lenguas de los migrantes contratados han subsistido hasta nuestros días. Sin embargo, se observa una regresión neta de sus usos en los últimos años sobre todo en medio urbano. Esta observación general fue confirmada por una encuesta realizada por el autor con estudiantes de la universidad de Maurice en el año 2009. La tendencia es que dichas lenguas se han venido remplazando por el créole, el francés y el inglés. Una de las causas es que estas lenguas no se hablan sino solo en la comunidad. El créole se vuelve necesario para la intercomunicación y para parecer menos rural. De hecho, explica Stein, la atractividad de la vida urbana, la escolarización progresiva de las poblaciones y la búsqueda de “white collar Jobs” han llevado al surgimiento de nuevas actitudes lingüísticas, a una criollización lingüística y a una des desindianización de los jóvenes (p. 289).

La última sección de esta obra se llama Contacto y política lingüística y está compuesta de dos artículos. El primero de ellos es un texto de Facundo Reyna Muniain (Universität Bremen). Se titula “Política lingüística familiar en contexto de diáspora. Lengua e identidad en la comunidad gallega de Buenos Aires”. En este artículo se realiza una aproximación a las estrategias, motivaciones y competencias de los neohablantes (O’Rourke & Ramallo 2013) de gallego en la cosmopolita ciudad de Buenos Aires.

Siguiendo los modelos de Safran (1991) y Cohen (2008), el autor define la diáspora como dispersión, memoria colectiva, imposibilidad de integración plena, idealización del hogar ancestral, compromiso con el mantenimiento o restauración de la patria original y la prosperidad de sus miembros, y el mantenimiento de las relaciones con dicha patria (p. 297). Esta definición se aplica al caso del pueblo gallego en Argentina en el sentido de que se trata de una diáspora proletaria, laboral que se encuentra desterritorializada. Solo el hecho de problematizar el concepto de diáspora hubiera bastado para que el articulo hiciera parte de la sección precedente, lo cual hubiera contribuido a darle más peso a dicha sección. Sin embargo, la elección de las editoras fue ponerlo en esta última sección, puesto que el articulo trata también de políticas lingüísticas.

A este respecto, Reyna Muniain explica que la política lingüística de Argentina sigue un modelo homogeneizador monolingüe que invisibiliza tanto a pueblos originarios como a inmigrantes y que no refleja la diversidad sociolingüística del país (p. 300). Es por esto que, agrega el autor, en el caso de Argentina, se observa “un resurgimiento de las identidades alternativas a la nacional argentina” en los últimos años (p. 299), y que una de ellas es la identidad de la comunidad gallega y su deseo de recuperación de su lengua.

El autor discute las nociones de política lingüística (King, Fogle & Logan-Terry 2008; Curdt-Christiansen 2016) y gestión lingüística (Spolsky 2009) en la comprensión de los procesos de recuperación, pérdida o mantenimiento de las lenguas, lo cual es algo prácticamente inexistente en Argentina y mucho menos en la diáspora. Gracias al análisis de narrativas obtenidas a través de entrevistas a descendientes de gallegos, el autor observó una ruptura de la transmisión intergeneracional de la lengua representados en la utilización del nosotros y del ellos. En esta interrupción, el autor identifica dos etapas: una de asimilación a la sociedad mayoritaria en la que se observa una interrupción de la transmisión intergeneracional del gallego y otra en la que existe una voluntad de recuperación de la lengua en las segundas y terceras generaciones, apoyados por la PLF y por el rol de las instituciones culturales en la revitalización de la lengua.

Resulta interesante en el estudio de Reyna Muinian el hecho que la relación entre abuelos y nietos promueva una transmisión de la lengua independientemente de los padres, lo cual es algo que ha sido también observado en otros contextos de movilidad transnacional (ver por ejemplo, Istanbullu 2017).

El segundo y último artículo de esta sección de la obra se llama “Entre lumière et abandon: la politique linguistique française et ses effets sur la vitalité de l’occitan”. Su autora es Ramona Jakobs (Ruhr-Universität Bochum). Su objetivo es mostrar, tomando como ejemplo los aspectos estructurales de la lengua occitana, que la política lingüística francesa no favorece el multilingüismo de sus regiones. La autora contribuye así al debate sobre el reconocimiento y promoción de las lenguas regionales y minoritarias en Francia. Jakobs comienza haciendo una descripción breve de la lengua occitana y de su cohabitación con el francés y el latín, en un momento en que el francés se impuso como lengua de la administración y como lengua literaria, pasando por una situación diglósica en el siglo XIX y XX. En el artículo se muestra cómo al final la lengua occitana es reducida al estatus de lengua regional.

Bajo ese estatus de lengua regional, la autora da cuenta del estado de vitalidad del occitano y de los peligros que enfrenta dicha vitalidad. Su situación es “precaria y difícil” afirma (p. 329). Sin embargo, esta vitalidad, o más bien su fundamento, es puesto en discusión por la autora quien afirma que los factores externos como el número de hablantes, su edad y los contextos de uso en los que se toman en cuenta a menudo las actitudes de los hablantes, pueden ser discutibles. En efecto, la autora critica el hecho que las actitudes de los hablantes no resultan fiables en un estudio sobre la vitalidad puesto que no generan resultados objetivos.

Por el contrario, Jakobs sugiere focalizarse en factores internos para determinar la vitalidad de una lengua como el occitano. Para ilustrar su posición sobre el rol de factores estructurales (internos) a la lengua en la determinación de la vitalidad de una lengua, la autora se basa en cuatro modelos sobre la muerte de lenguas. Entre ellos se destacan el modelo de Schlieben-Lange (1976) que se basa en el sistema lingüístico de la lengua; el modelo de Krauss (1998) y Wurm (1998) que elabora un continuum entre vitalidad y amenaza, pero no considera los factores internos al sistema lingüístico.

Para comprender mejor estos procesos resulta más conveniente para la autora observar el sistema lingüístico de la lengua en peligro y contrastarlo con el de la lengua mayoritaria con la que está en contacto para identificar todo tipo de interferencias e influencias de la lengua dominante. Así, la autora sigue el modelo de Sasse (1992) sobre el language shift, el cual se basa en las competencias de los hablantes. Mientras menos competente es un hablante en el uso de las estructuras de una lengua, menos posibilidad tiene de comunicar. Para el caso del occitano, la autora sugiere examinar su uso y verificar en qué medida sus estructuras lingüísticas son viables y en qué medida las interferencias con el francés pueden mostrar su declive. La autora muestra los límites de este modelo en el campo del comparatismo y sugiere un estudio de la vitalidad del occitano en territorio español e italiano siguiendo esta misma perspectiva.

La obra concluye con un índice no exhaustivo de materias que puede resultar útil en la búsqueda de información específica del libro. La estructura de la obra permite una lectura fluida e independiente de las secciones y de los capítulos. Algunos de los conceptos discutidos al principio de esta reseña crítica son afortunadamente retomados y discutidos en las contribuciones de los investigadores, lo cual le da a la obra un carácter de referencia en los estudios sobre movilidad y migración y sus efectos sociolingüísticos.  

Referencias bibliográficas

Alby, Sophie, Isabelle Léglise & Pascal Vaillant. 2011. From linguistic annotation in multilingual corpora to the annotation of language contact phenomena: the Clapoty Project. In. Campus de Villejuif CNRS. http://hal.archives-ouvertes.fr/hal-00672742 (5 December, 2013).

Auer, Peter. 1983. Zweisprachige Konversation. Code-Switching und Transfer bei italienischen Migrantenkindern in Konstanz. Konstanz: Universität Konstanz PhD dissertation.

Auer, Peter (ed.). 1998. Code-switching in conversation. Language, interaction and identity. London and New York: Routledge.

Auer, Peter & Wei Li. 2007. Handbook of multilingualism and multilingual communication. Berlin: Mouton de Gruyter.

Auzanneau, Michelle & Luca Greco. 2018. Dessiner les frontières.

Berry, John. 1996. Acculturation and Psychological Adaptation. In Klaus Bade (ed.), Migration - Ethnizität - Konflikt: Systemfragen und Fallstudien., 171–196. Psnabrück: Universitätsverlag.

Bhaba, Homi K. 1997. Verortungen der Kultur. In Elisabeth Bronfen, Michael Kessler, Paul Michel Lützeler, Wolfgang Graf Vitsthum & Jürgen Wertheimer (eds.), Hybride Kulturen, 123–148. Tübingen: Stauffenburg.

Billiez, Jacqueline. 2012. Plurilinguismes des descendants de migrants et école : évolution des recherches et des actions didactiques. Les Cahiers du GEPE. http://www.cahiersdugepe.fr/index.php?id=2167 (14 April, 2013).

Bills, Garland D. 2005. Las comunidades lingüísticas y el mantenimiento del español en Estados Unidos. In Luis A López & Manel Lacorte (eds.), Contacto y contextos lingüísticos: El español en los Estados Unidos y en contacto con otras lenguas, 55–83. Madrid: Frankfurt am Main: Iberoamericana; Vervuert.

Blommaert, Jan & Ben Rampton. 2011. Language and Superdiversity. Diversities 13(2). 1–21.

Bossong, Georg. 1987. Sprachmischung und Sprachausbau im Judenspanischen. Iberoromabia 25. 1–22.

Butragueño, Pedro Martín. 2009. Inmigración lingüística en la ciudad de México. Lengua y migración 1(1). 9–38.

Canut, Céline & Mariem Guellouz (eds.). 2018. Pratiques langagières et expériences migratoires (Langage & société no 165 (2018)). Paris: EMSH, fondation maison des sciences de l’homme.

Cohen, Robin. 2008. Global diasporas: An introduction. London: Routledge.

Curdt-Christiansen, Xiao Lan. 2016. Conflicting language ideologies and contradictory language practices in Singaporean multilingual families. Journal of Multilingual and Multicultural Development. Routledge 37(7). 694–709. https://doi.org/10.1080/01434632.2015.1127926.

Deprez, Christine. 2006. Nouveaux regards sur les migrations, nouvelles approches des questions langagières. Langage et Société (116). 119–126.

Dobarrio Blanco, María Yésica. 2014. Sprachkontakdynamiken bei galizischen migranten Deutschland. Eine pluridimensionale migrationlinguistische studie. Mannheim: Universität Mannheim PhD dissertation.

Farrell, Emily J. 2008. Negotiating Identity: Discourses of Migration and Belonging. Sydney: Department of Linguistics Macquarie University thèse de doctorat. http://www.languageonthemove.com/wp-content/uploads/2012/05/FarrellPhDMigrationBelonging.pdf (11 March, 2014).

Forlot, Gilles. 2008. Avec sa langue en poche…: Parcours de Français émigrés au Canada (1945-2000). Presses universitaires de Louvain. ​http://books.openedition.org/pucl/971 (19 March, 2014).

Gabriel, Christoph, Ingo Feldhausen & Laura Andrea Pešková. 2010. Argentinian Spanish Intonation. In Pilar Prieto & Paolo Roseano (eds.), Transcription of Intonation of the Spanish Language, 285–317. München: LINCOM.

García, Ofelia, Nelson Flores & Massimiliano Spotti (eds.). 2016. Bilingualism, Multilingualism, Globalization, and Superdiversity. Oxford: Oxford University Press.

Gorovitz, Sabine & Isabelle Léglise. 2015. Brazilians in French Guiana: Types of bilingual talk in family interactions. In Sabine Gorovitz & Isabella Mozillo (eds.), Language Contact: Mobility, Borders and Urbanization, 6–12. Cambridge Scholars Publishing. https://hal.archives-ouvertes.fr/hal-01250870 (13 August, 2019).

Gugenberger, Eva. 2010. Das Konzept der Hybridität in der Migrationslinguistik. In Ralph Ludwig & Dorothee Röseberg (eds.), Tout-Monde: Interkulturalität, Hybridisierung, kreolisierung: Kommunikations - und gesellschaftstheoretische Modelle zwischen alten unde neuen Räumen, 67–91. Frankfurt am Main: Peter Lang.

Gugenberger, Eva. 2013. O cambio de paradigma nos estudos sobre contacto lingüístico: pode ser útil o concepto de hibridade para a lingüística e a política de linguias en España. In Eva Gugenberger, Henrique Monteagudo & Gabriel Rei-Doval (eds.), Contacto de linguas, hibridade, cambios: contextos, procesos e consecuencias, 17–48. Santiago de Compostela: Consello da Cultura Galega.

Istanbullu, Suat. 2017. Pratiques langagières intergénérationnelles: le cas de familles transnationales plurilingues (Antioche, Île-de-France, Berlin). USPC (Université Sorbonne Paris Cité), Institut National des Langues et Civilisations Orientales (INALCO) PhD dissertation. https://hal.archives-ouvertes.fr/tel-01726026 (25 February, 2021).

Kelkar-Stephan, Leena. 2005. Bonjour maa the French Tamil language contact situation in India. Aachen: Shaker Verlag.

Kerswill, Paul. 2006. Migration and language. Sociolinguistics/Soziolinguistik. An international handbook of the science of language and society 3. 1–27.

King, Kendall A., Lyn Fogle & Aubrey Logan-Terry. 2008. Family Language Policy: Family Language Policy. Language and Linguistics Compass 2(5). 907–922. https://doi.org/10.1111/j.1749-818X.2008.00076.x.

Krauss, Michael. 1998. The scope of the language endangerment crisis. In Kazuto Matsumura (ed.), Studies in endangered languages. Papers from the international symposium on endangered languages., 101–113. Tokyo: Hituzi Syobo.

Léglise, Isabelle. 2008. Plurilinguisme et migrations en Guyane française. In Migrations et plurilinguisme en France, 94–100. Paris: Didier. http://halshs.archives-ouvertes.fr/docs/00/29/86/11/PDF/2008-Plurilinguisme-migrations-Guyane-leglise.pdf.

Léglise, Isabelle. 2013. Multilinguisme, variation, contact. Des pratiques langagières sur le terrain à l’analyse de corpus hétérogènes. Paris: Institut National des Langues et Civilisations Orientales HDR Dissertation. http://hal.archives-ouvertes.fr/tel-00880500/ (16 December, 2013).

Léglise, Isabelle. 2017. Multilinguisme et hétérogénéité des pratiques langagières. Nouveaux chantiers et enjeux du Global South. Langage et société (160–161). 251–266.

Léglise, Isabelle. 2018. Pratiques langagières plurilingues et frontières de langues. In Michelle Auzanneau & Luca Greco (eds.), Dessiner les frontières, 143–169. Paris: ENS Editions.

Léglise, Isabelle. 2019. Documenter les parcours de familles transnationales: généalogies, biographies langagières et pratiques langagières familiales. In Shahzaman Haque & Françoise Lelièvre (eds.), Family language policy: Dynamics in language transmission under a migratory context/ Politique Linguistique familiale: Enjeux dynamiques de la transmission linguistique dans un contexte migratoire, 159–182. Muenchen: LINCOM. https://hal.archives-ouvertes.fr/hal-02003238 (30 July, 2019).

Léglise, Isabelle & Sophie Alby. 2016. Plurilingual corpora and polylanguaging, where corpus linguistics meets contact linguistics. Sociolinguistic Studies 10(3). 357–381. https://doi.org/10.1558/sols.v10i3.27918.

Léglise, Isabelle & Bettina Migge. 2010. Language and identity construction on the French Guiana-Suriname border: Negotiating the Creoles of Suriname. In. http://halshs.archives-ouvertes.fr/halshs-00674060 (13 April, 2013).

Lohse, Anne. 2016. Sprachidentität am Beispiel einer galizchen Migrantenfamilie in Baden-Württemberg. Eine pluridimensionale migrationslinguistische Analyse. Mannheim: Universität Mannheim.

Lüdi, Georges & Bernard Py. 1984. Zweisprachig durch Migration: Einführung in die Erforschung der Mehrsprachigkeit am Beispiel zweier Zuwanderergruppen in Neuenburg (Schweiz). Berlin, Boston: De Gruyter. https://doi.org/10.1515/9783111372877. http://www.degruyter.com/view/books/9783111372877/9783111372877/9783111372877.xml (27 February, 2021).

Makoni, Sinfree & Alastair Pennycook. 2005. Disinventing and (Re)Constituting Languages. Critical Inquiry in Language Studies 2(3). 137–156. https://doi.org/10.1207/s15427595cils0203_1.

Martínez López, Angelita. 2006. El español de la Argentina en contacto con lenguas indigenas: estrategias etnopragmáticas. Tópicos del Seminario (15). 97–110.

Martin-Jones, Marilyn, Adrian Blackledge & Angela Creese (eds.). 2012. The Routledge Handbook of Multilingualism (Routledge Handbooks in Applied Linguistics). London; New York: Routledge.

Martin-Jones, Marilyn & Deirdre Martin (eds.). 2017. Researching multilingualism: critical and ethnographic perspectives. London; New York: Routledge.

May, Stephen. 2014. The Multilingual Turn. Implications for SLA, TESOL, and Bilingual Education. New York & London: Routledge Taylor & Francis.

Moreno Fernández, Francisco. 2013. Lingüística y migraciones hispánicas. Lengua y Migración = Language and Migration. Servicio de Publicaciones 5(2). 67–89.

Mufwene, Salikoko S. 2001. The Ecology of Language Evolution. Cambridge: Cambridge University Press. https://doi.org/10.1017/CBO9780511612862. http://ebooks.cambridge.org/ref/id/CBO9780511612862 (29 September 2018).

Nussbaum, Luci. 2012. Post-criptum. De las lenguas en contacto al habla plurilingüe. In Virginia Unamuno & Angel Maldonado (eds.), Prácticas y repertorios plurilingües en Argentina, 273–284. Bellaterra: Grup de Recerca en Ensenyament i Interacció Plurilingües Universitat Autònoma de Barcelona.

O’Rourke, Bernadette & Fernando Ramallo. 2013. Competing ideologies of linguistic authority amongst new speakers in contemporary Galicia. Language in Society. Cambridge University Press 42(3). 287–305. https://doi.org/10.1017/S0047404513000249.

Otheguy, Ricardo & Ana Celia Zentella. 2012. Spanish in New York: language contact, dialectal leveling, and structural continuity (Oxford Studies in Sociolinguistics). Oxford; New York: Oxford University Press.

Preisler, Bent, Anne Fabricius, Hartmut Haberland, Susanne Kjaerbeck & Karen Risager (eds.). 2005. The consequences of mobility: linguistic and sociocultural contact zones. Roskilde: Department of Language and Culture Roskilde university.

Prifti, Elton. 2014a. Enérgia in trasformazione elementi analitici di linguistica migrazionale. Zeitschrift für Romanische Philologie 1(130). 1–22.

Prifti, Elton. 2014b. Italoamericano: Italiano e inglese in contatto negli USA. Analisi diacronica variazionale e migrazionale. Berlin, Boston: De Gruyter. https://doi.org/10.1515/9783110300352. https://www.degruyter.com/doi/10.1515/9783110300352 (27 February, 2021).

Prifti, Elton. 2016. Dynamiken des Sprachverhaltens bei portugiesischen Migranten im Engadin – Eine pluridimensionale migrationslinguistische Analyse. In Joachim Born & Anna Ladilova (eds.), Sprachkontakte des Portugiesischen, 247–275. Frankfurt a. M., Madrid: Peter Lang.

Safran, Willliam. 1991. Diaspora. A Journal of Transnational Studies. University of Toronto Press 1(1). 83–99.

Sánchez Aguilar, Aníbal. 2015. Migraciones internas en el Perú. Lima: Aleph Impresiones SRL. http://www.oimperu.org (27 February, 2021).

Sasse, Hans-Jürgen. 1992. Theory of language death. In Matthias Brenzinger (ed.), Language Death, 7–30. De Gruyter Mouton. https://doi.org/10.1515/9783110870602.7. https://www.degruyter.com/view/book/9783110870602/10.1515/9783110870602.7.xml (27 February, 2021).

Schlieben-Lange, Brigitte. 1976. A propos de la mort des langues. In Alberto Varvaro (ed.), XIV Congresso Internationale di Linguistica e Filologia Romanza, II-381-II–388. Napoli/Amsterdam: John Benjamins Publishing Company. https://doi.org/10.1075/z.9.ii31apr. https://benjamins.com/catalog/z.9.ii31apr (27 February, 2021).

Sephiha, Haim-Vidal. 1973. Le judéo-fragnol. Ethnopsychologie 28. 239–249.

Silva-Corvalán, Carmen. 1994. Language contact and change: Spanish in Los Angeles. Oxford; New York: Clarendon Press; Oxford University Press.

Slembrouck, Stef. 2011. Globalization Theory and Migration. In Ruth Wodak, Barbara Johnstone & Paul Kerswill (eds.), The Sage Handbook of Sociolinguistics, 153–165. London: Sage Publications Ltd.

Spolsky, Bernard. 2009. Language Management. Cambridge: Cambridge University Press. https://doi.org/10.1017/CBO9780511626470. https://www.cambridge.org/core/books/language-management/8C8589ED71C5AAFB84DC320811ECED2A (27 February, 2021).

Spotti, Massimiliano & Jan Blommaert. 2017. Bilingualism, Multilingualism, Globalization, and Superdiversity: Toward Sociolinguistic Repertoires. In Ofelia García, Nelson Flores & Massimiliano Spotti (eds.), The Oxford Handbook of Language and Society, 161–178. Oxford: Oxford University Press.

Toniolo, María Teresa. 2007. Aspectos del sistema fónico-fonológico del español hablado en Córdoba (Argentina). In Lidia Soler & G Bombelli (eds.), Fonética y Fonología hoy; una perspectiva plurilingüe, 537–546. Córdoba, Argentina: Ed.Comunicarte.

Van den Avenne, Cécile (ed.). 2005. Mobilités et contacts de langues. Paris: L’Harmattan.

Varol-Bornes, Marie-Christine. 2008. Le judeo-espagnol vernaculaire d’Istanbul. Bern: Peter Lang.

Vertovec, Steven. 2007. Introduction: New directions in the anthropology of migration and multiculturalism. Ethnic and Racial Studies 30(6). 961–978. https://doi.org/10.1080/01419870701599416.

Vertovec, Steven. 2009. Transnationalism. London/New York: Routledge.

Wurm, Stephen A. 1998. Methods of language maintenance and revival with selected cases of language endangerment in the world. In Kazuto Matsumura (ed.), Studies in endangered languages. Papers from the international symposium on endangered languages., 191–211. Tokyo: Hituzi Syobo.

Zimmermann, Klaus & Laura Morgenthaler García. 2007. Introducción: ¿Lingüística y migración o lingüística de la migración?: De la construcción de un objeto científico hacia una nueva disciplina. Revista Internacional de Lingüística Iberoamericana. Iberoamericana Editorial Vervuert 5(2 (10)). 7–19.


Notas

1 Ver: http://lym.linguas.net/es-ES/Home/BackIssues/backIssues. Consultado el 26 de febrero de 2021. Muchos de los trabajos publicados en Lengua y Migración están relacionados con el grupo mixto de investigación INMIGRA (http://inmigra.es/index.php?title=Inicio. Consultado el 26 de febrero de 2021. que se dedica al estudio de la integración de grupos inmigrantes.

2 Para una descripción del estudio lingüístico de las migraciones ver Moreno Fernández (2013: 69–74)