ReseñasSección dirigida por María Luisa CaleroInfoling 7.18 (2019)

Si no puede leer este documento,
descárguese la última versión de ADOBE

Jaime Peña Arce (U. Complutense). Reseña de San Vicente, Félix; Zamorano, Alfonso. 2018. Gramática y aprendizaje de lenguas. Enfoques gramaticográficos, metalingüisticos y textuales. : Peter Lang. Infoling 7.18 (2019) <http://infoling.org/informacion/Review474.html>

Gramática y aprendizaje de lenguas. Enfoques gramaticográficos, metalingüísticos y textuales es el título de un reciente trabajo que reflexiona, desde un punto de vista historiográfico, sobre la enseñanza del español como segunda lengua, y muy especialmente sobre su herramienta dilecta: la gramática. Esta reflexión parte del análisis de un marco temporal amplio –cuatro siglos, del xvii al xx– y de materiales acuñados en diferentes entornos, tanto culturales como lingüísticos. Este volumen colectivo, publicado bajo el sello de Peter Lang, constituye el tercer número de la serie Spache • Gesellschaft • Geschichte [Lengua Sociedad Historia], dirigida por Gabriele Beck-Busse y Margarita N. Borreguero Zuloaga, y especializada en la descripción teórica y/o contextual de diferentes aspectos relacionados con las lenguas románicas.

Los editores de la presente monografía, Félix San Vicente y Alfonso Zamorano Aguilar, señalan desde las páginas prologales de la obra el principal valor de este estudio: la pluralidad de perspectivas –algunas, muy novedosas– con las que se aborda la cuestión tratada, y que confieren a Gramática y aprendizaje de lenguas un valor añadido respecto a trabajos análogos. Esta pluralidad de perspectivas se evidencia con toda claridad en la estructura interna del volumen, que presenta una división tripartita: un primer apartado dedicado a la fundamentación teórica, metalingüística, de una disciplina eminentemente aplicada, como es la enseñanza de idiomas; un segundo bloque, el más amplio, centrado en la descripción gramaticográfica, desde perspectivas metodológicas y ecdóticas, de una serie de textos; y un tercero, dedicado a la presentación a la comunidad científica de una serie de obras inéditas o poco conocidas relacionadas con la enseñanza de lenguas extranjeras (la mayoría, al margen de la lengua castellana, lo que permite la comparación entre diferentes tradiciones gramaticográficas), que puede ser considerado como el paso previo a una edición crítica y exenta de tales escritos. Cabe señalar, por último, que el volumen aquí presentado está redactado de forma mayoritaria en español, aunque cuenta con colaboraciones en italiano, inglés y francés.

Especialmente interesante resulta la “Presentación” (9-17), que sirve en un primer momento como marco a los tres bloques apuntados en el párrafo anterior. En ella, San Vicente y Zamorano justifican la publicación de esta monografía y la contextualizan gracias a un sintético recorrido histórico, de carácter general en sus inicios y centrado, más adelante, en la realidad de la lengua española e italiana. Seguidamente, ambos especialistas sistematizan –a partir de la presentación de los contenidos de las contribuciones que conforman este monográfico– una serie de premisas que podrían guiar los trabajos historiográficos sobre gramáticas de l2: la determinación del grado de dependencia (bien del modelo grecolatino, bien del modelo teórico con relación a la l1) de los diferentes textos; la identificación de un canon europeo, tanto en lo referente a las fuentes como respecto al contexto cultural de la publicación; la descripción de la especificidad, en términos de contrastividad y fines didácticos, de estas obras; la aquilatación de diversos aspectos estructurales (textuales y paratextuales); el análisis de las diferentes voces presentes en el texto (del autor, del editor…); la identificación de los distintos géneros didácticos, todavía por definir claramente en términos teóricos; la determinación del grado de especificidad como gramática pedagógica, en relación con el destinatario y su nivel de escolarización; el estudio del carácter descriptivo y/o prescriptivo de los diferentes tratados; la clarificación del papel ocupado por el concepto de norma lingüística en estas gramáticas; y, finalmente –y seguramente la tarea más perentoria– la fijación de los significados del metalenguaje empleado en las nomenclaturas por los distintos autores. Tras esta enumeración, que puede ser entendida como un auténtico decálogo, resulta evidente el interés per se de esta pieza de la obra. Queda así configurada, en palabras de San Vicente y Zamorano, una especie de formulación de proyecto historiográfico para el estudio de estos materiales; en cualquier caso, lo que sí constituye esta formulación es una clara guía para cualquier especialista que, de ahora en adelante, quiera adentrarse en estos quehaceres.

La urgencia que supone la clarificación del metalenguaje tiene en Gramática y aprendizaje de lenguas una respuesta clara, no en vano a esta cuestión va dedicado el primer bloque, Metalenguaje: génesis y adaptación, compuesto por dos trabajos. En el primer de ellos (21-38), “Why an explicative gramar?”, Jean-Pierre Gabilan, evidencia, a través de una serie de ejemplos de la gramática de la lengua inglesa (this frente a that, some frente a any, el uso de will y shall como formas del futuro o, muy especialmente, la noción de aspecto verbal, a partir de la comparación entre el present simple y las formas verbales participadas por el gerundio) las ineficaces explicaciones que ofrece la gramática tradicional, apoyadas en realidades extralingüísticas y muy presentes en los textos de enseñanza de lenguas, frente a las posibilidades que aporta la gramática científica en lo que atañe a la clarificación y regularización de conceptos –y también de términos–; un horizonte esperanzador pese a la marginación en que, en opinión de Gabilan, el Marco Común Europeo de Referencia ha colocado a cualquier reflexión teórica sobre la lengua.

A continuación (39-55), Micaela Rossi, en un capítulo titulado “Metafore e modelli nelle teorie linguistiche: dal dibattito scientifico alla divulgazione nei manuali per l’ insegnamento del Français Langue Étrangère” destaca la potencialidad del mecanismo metafórico en la creación y sistematización de la terminología especializada. Para ello, la autora realiza un recorrido teórico, en el que resalta el carácter poliédrico de este mecanismo de cambio semántico (articulado, según Rossi, en tres direcciones: primero, la metáfora como constituyente de teorías; segundo, la metáfora como articuladora de un dominio; y tercero, la metáfora denominadora de un concepto puntual). Seguidamente, y tras presentar una serie de ejemplos característicos del uso de la metáfora dentro de la descripción lingüística, realiza un análisis cognitivo y semiótico en un corpus formado por distintos manuales para la enseñanza del francés como l2, cuyos resultados son ofrecidos en numerosas tablas. El capítulo termina con unas conclusiones que reafirman la capacidad de la metáfora en la acuñación del léxico especializado y se adjunta una copiosa lista de referencias bibliográficas.

El segundo bloque, Producción y series textuales: cuestiones teóricas y análisis de corpus/ autores particulares, ocupa la mayor parte de este volumen, y está constituido por cinco trabajos diferentes, tanto por la metodología empleada como por los textos analizados.

Inaugura esta sección, y sirve de enlace entre ambos bloques, la contribución (59-83) de Hugo Lombardini, “La edición (¿crítica?) de gramáticas antiguas: cuestiones previas”, que intenta buscar soluciones a una serie de interrogantes que todo gramaticógrafo debe plantearse antes de abordar el estudio historiográfico de un texto. Apoyado en una completa selección de bibliografía, el autor construye su investigación a partir de las respuestas dadas a una serie de preguntas: ¿para qué editar un texto antiguo?, ¿en qué se diferencia editar una gramática de editar una obra literaria?, ¿qué tipo de edición es la más adecuada para una gramática antigua?, ¿qué entendemos por aparato de notas?, ¿qué papel cumple la tradición científica en la edición de una gramática? o ¿qué posibilidades ofrecen las nuevas tecnologías a unas ediciones como las que aquí se prospectan?. Lombardini insiste en que sobre todos estos aspectos ha de meditarse –con atención también al tipo de público al que vaya destinada la edición y a las características originales de la obra: si es un manuscrito o un impreso (único o múltiple) o si es un texto original o traducido– como paso previo a cualquier trabajo editorial. Puede afirmarse, sin albergar dudas, que estas páginas constituirán de cara al fututo un soporte teórico imprescindible para futuros trabajos de historiografía gramatical.

Victoriano Gaviño Rodríguez dedica su investigación, “Mattia Pizarro y el papel de su Metodo teorico-practico per imparare la lingua spagnuola en la enseñanza del español para italianos entre finales del siglo xix y principios del xx” (85-103), a la descripción –muy completa– de este desconocido texto, destinado a facilitar el aprendizaje de la lengua española a todos aquellos emigrantes italianos que, en el mencionado periodo de entresiglos, querían iniciar una nueva vida en Sudamérica. Gaviño comienza con la semblanza biográfica de este autor, chileno de nacimiento, muy fragmentaria por la carencia de datos; tras esta primera aproximación, comienza el estudio del Metodo: se detallan cuáles fueron sus ediciones y se indaga en sus autorías, se analizan sus fuentes y sus destinatarios, y se profundiza en la estructura de la obra y en su doctrina gramatical. Las conclusiones de esta contribución resaltan el escaso valor gramatical del tratado de Pizarro, aunque su análisis quedaría justificado por la gran difusión del manual en aquel periodo.

José J. Gómez Asencio y Carmen Quijada Van den Berghe son los autores, al alimón, del siguiente capítulo (105-132) de este bloque: “A.-L. Josse: un viaje por la enseñanza del español como lengua extranjera en Europa y Estados Unidos (1797-1832)”. Ambos autores retratan el devenir de los Élémens de la grammaire espagnole avec un cours de thèmes (Baylis, Londres, 1799), del francés A.-L. Josse, un religioso y gramático francés que tuvo que huir de su país tras la Revolución de 1789, y que –tras cuatro años es España– se instaló definitivamente en Inglaterra. Gómez Asencio y Quijada indagan en la gestación de una verdadera serie textual, desarrollada tanto en Francia e Inglaterra como en los Estados Unidos (y que incluyó la adaptación y traducción de la obra a la lengua inglesa), en los primeros tres decenios de la centuria decimonónica. El cotejo de las diferentes ediciones, realizadas siempre en vida de su propio autor, evidencia las reformulaciones y alteraciones de un manual muy versátil, que disfrutó de un enorme éxito en la horquilla temporal sobre la que han trabajado estos investigadores.

“Gramáticas de español para italófonos en la primera mitad del siglo xx: análisis del estudio del verbo” (133-148) es el título de la aportación de María Martínez-Atienza en este monográfico. En ella, su autora, determina el tratamiento dado a una serie de accidentes gramaticales del verbo –tiempo, aspecto y modo– en un corpus de obras, todas compuestas por italianos, dedicadas al aprendizaje del español como lengua extranjera por parte de estudiantes con el italiano como l1. El trabajo, abundantemente ejemplificado, resalta la influencia ejercida por la tradición gramatical española en estos textos, pese a estar todos compuestos por autores foráneos; Martínez-Atienza hace hincapié también en que la noción del aspecto verbal solo es mencionada en estos manuales en relación a las formas perifrásticas –término, además, nunca empleado por estos gramáticos–.

El segundo bloque de Gramática y aprendizaje de lenguas se cierra con la investigación de Andrea Seilheimer (149-171), “La tradition de l’Ars minor de Donat dans l’Introduction en la langue espagnolle (1608) et la Nouvelle grammaire italienne et espagnole (1624) de Jean Saulnier”, en la que su autora rastrea la influencia –en cuestiones formales y de fondo– de la obra de un autor clásico, Donato, en dos textos franceses de los primeros años del siglo xvii, momento en el que España y Francia pugnaban por la supremacía europea. Este detalladísimo estudio pone de relieve la pervivencia de un texto de c. 350 d.C. trece siglos después, tanto en el tratamiento de cuestiones relacionadas con la morfología nominal como con la verbal, en diferentes manuales destinados al aprendizaje de segundas lenguas –el de 1608, solo del español; y el de 1624, del español y del italiano– en el contexto románico. Las conclusiones ofrecidas por Seilheimer abarcan prácticamente todas las categorías gramaticales –sustantivos, pronombres, verbos, adverbios o conjunciones– y vuelven a recordarnos el notable peso de la tradición grecolatina, vigente hasta nuestros días.

Con este recuerdo a la pervivencia de la tradición clásica en las gramáticas modernas se cierra el segundo bloque y se da inicio al tercero, Textos inéditos, desconocidos y en estandarización, formado por cuatro estudios, en los que se dan a conocer textos inéditos o poco conocidos de enseñanza para extranjeros de distintas lenguas (inglés, italiano y catalán) en distintos momentos de la historia, desde el siglo xvii hasta la actualidad.

Inicia esta última sección el trabajo (175-187) de Alberto Lombardero Caparrós, “El aprendizaje y la enseñanza del idioma inglés en la España del siglo xix: los Cuadernos de ejercicios de composición en inglés de Dolores Balanzat y Bretagne”. Esta investigación indaga, a partir del cotejo de materiales inéditos –en concreto, de siete cuadernos hallados en la Biblioteca del Palacio Real de Madrid, y escritos por una niña, compañera de estudios de la hija primogénita de Isabel II–, en la enseñanza y el aprendizaje de la lengua inglesa, dentro de la esfera privada, en un contexto muy concreto: la Corte isabelina durante el decenio de 1860. Lombardero describe minuciosamente el contenido de estos cuadernos, al tiempo que profundiza en las posibles influencias de distintos manuales contemporáneos. Esta contribución se completa con el esbozo biográfico de la institutriz que impartió dicho curso y una aproximación a las características de las alumnas que acudieron a este.

La aportación de Andrea Nava (189-208), “English pedagogical grammaticography for university students in Europe”, presenta un panorama muy actual (finales del siglo xx y comienzos del xxi) sobre las características gramaticográficas de diferentes manuales editados para la enseñanza del inglés como l2. El autor, tomando como base un corpus de manuales destinados a la enseñanza del inglés –y editados en Italia, Francia y España en los primeros años el presente siglo–, analiza distintos aspectos, como su estructura y organización o el metalenguaje empleado. Estas páginas, glosadas con multitud de ejemplos, permiten a Nava extraer una serie de conclusiones: generales, como la existencia de características propias de gramáticas escolares en todas ellas; y particulares, referidas a las obras destinadas a estudiantes italianos, más avanzadas en algunos aspectos que las producidas en España o Francia.

“Le annotationi de Gauges de’ Gozze da Pesaro: estudio preliminar y edición” es el título de la contribución (209-237) de Anna Polo. La autora presenta un estudio crítico de las Annotationi (Bonetti, Siena, 1631), un pequeño y poco conocido ensayo, compuesto por 114 comentarios, que analizan y discuten diversas cuestiones lingüísticas incluidas en la Gramatica spagnola e italiana (Sarzina, Venecia, 1624), de Franciosini. Polo, quien reproduce todas las anotaciones siguiendo unos rigurosos criterios de transcripción, caracteriza temáticamente estas annotationi: el 41 % tiene un contenido ortográfico; el 25 %, sintáctico; el 16 % semántico y el 15 %, morfológico; igualmente, señala la influencia que en esta obra dejó la primera edición del Vocabolario de la Accademia della Crusca (Giovanni Alberti, Venecia, 1612).

Por último, el trabajo de Valentina Ripa, “Tre grammatiche della lingua catalana pubblicate in Italia nel primo Novecento” (239-276), estudia las características y las circunstancias de publicación de tres gramáticas del catalán, editadas en Italia entre 1910 y 1921. Más de un tercio de esta investigación está centrada en el relato de la normativización lingüística del idioma catalán y en la descripción la gramaticografía catalana de la época, aspectos imprescindibles para entender el contexto de publicación de las obras analizadas. De los textos analizados –Grammatica della lingua catalana (La Casa d’Aldo, Milán, 1910), de Venanzio Todesco; la Grammatica, esercizi pratici e dizionario della lingua catalana (La Casa d’Aldo, Milán, 1912), de Gaetano Frisoni; y Elementi di grammatica catalana (P. Federico & G. Ardia, Nápoles, 1921), de Alfredo Giannini– el trabajo más riguroso, en opinión de Ripa, sería el de Todesco; sin embargo, los tres textos en conjunto realizarían una función mucho más importante: la afirmación internacional del catalán como lengua de cultura europea.

En definitiva, el volumen colectivo aquí presentado, Gramática y aprendizaje de lenguas. Enfoques gramaticográficos, metalingüísticos y textuales, ha quedado ya configurado como un auténtico referente para los estudios gramaticográficos de textos de l2, no solo por las numerosas observaciones y recomendaciones teóricas, sino por los numerosos ejemplos prácticos que contiene; realidades ambas que, sumadas a la pluralidad de visiones con las que se abordan las diferentes investigaciones que lo conforman, ofrecen al lector un magnífico punto de partida para sus propios trabajos. La cuidada edición y la claridad expositiva de sus contribuciones suponen otro punto a favor en el prometedor devenir de esta obra.