Reseña

Infoling 5.12 (2021)

Reseña - Sección dirigida por Carlos SubiratsInfoling 5.12 (2021)

Si no puede leer este documento,
descárguese la última versión de ADOBE

Covadonga López Alonso (Universidad Complutense (España)). Reseña de Vela, Cristina; Cantamutto, Lucía. 2021. Los emojis en la interacción digital escrita. Madrid (España): Arco Libros. Infoling 5.12 (2021) <http://infoling.org/informacion/Review512.html>

El libro de Cristina Vela Delfa y Lucía Cantamutto, publicado en Cuadernos de Lengua Española en Arco Libros, representa una visión abarcadora de los emojis como estrategias virtuales en las interacciones digitales escritas en lengua española. Para dar respuesta a qué son los emojis, su significado y características, la obra se organiza en una breve introducción, cinco capítulos, una sintética conclusión abierta a modo de reflexión, siete ejercicios con sus soluciones y la bibliografía. Los cinco capítulos, parte central del libro, analizan en detalle esas imágenes prediseñadas desde un enfoque lingüístico que, si bien tienen una orientación divulgativa, en modo alguno carecen de rigor científico ni de seriedad metodológica al aunar, con acierto, los enfoques teóricos con ejemplos y ejercicios. Esta obra es una interesante contribución a lo que las autoras llaman revolución emoji y una aportación fundamental en los ámbitos de la Lingüística, la Semiótica y la Pragmática, al enlazar la descripción de la naturaleza de los emojis con su función en la comunicación digital. Sin duda por ello, este cuaderno es especialmente interesante para lingüistas y estudiantes de grado y postgrado tanto en las disciplinas de Humanidades como en las Tecnológicas.

El capítulo primero, “La interacción digital escrita en lengua española”, se detiene, con precisión, en esos curiosos pictogramas prediseñados que recuperan elementos gestuales, proxémicos y paralingüísticos de la oralidad y que retroalimentan la función expresiva de todo intercambio. Sus tres apartados, (I) las condiciones de enunciación, (II) la curiosa naturaleza escrita de esos mensajes y (III) la expresividad que focalizan, sirven de marco teórico para abordar, en los siguientes capítulos, el qué son y cómo son los emojis y por qué y para qué se utilizan.

El capítulo segundo, “Los emojis en la interacción digital escrita: una mirada retrospectiva”, es una síntesis breve y excelente de esas figuras estandarizadas, populares que forman parte de una clase cerrada que contextualizan y, en cierto modo, textualizan la comunicación digital. En este capítulo, se cita a autores e investigadores representativos de esos estudios. Las autoras describen la presencia y repercusión que alcanzan esos iconos, que no surgen aisladamente, sino que forman parte de un largo camino que ya iniciaron sus antecesores los emoticonos ASCII (emoción+icono), ante la ausencia de contacto presencial y la necesidad de dotar al estilo digital de elementos lúdicos y expresivos. En el último apartado de este capítulo, se describe a los stickers y GIF, clases abiertas y animadas, que no pueden formar parte de un mensaje escrito, pero que son actualmente muy populares en las redes sociales, especialmente entre jóvenes.

El tercer capítulo, “¿Qué significan los emojis?”, se centra en la competencia interpretativa de esos pequeños pictogramas de colores, cuyo significado sólo puede resolverse en el contexto. Este capítulo –junto con los dos siguientes– constituye la parte central de esta obra. Se organiza en dos partes. En una primera –págs. 31-37–, las autoras revisan las teorías y aportaciones fundamentales en Semiótica sobre lo que representan esos signos y ofrecen una acertada descripción de esas imágenes y su iconicidad, en unos casos más directa que en otros. Siguiendo a Halté (2018:18), sostienen que "estos recursos gráficos [...] pueden acompañar a enunciados textuales, imbricarse en ellos o enmarcarlos, combinarse entre sí configurando secuencias narrativas o aparecer de forma independiente" (pág. 37). Merece especialmente atención el apartado segundo de este capítulo sobre la interpretación de los emojis. Las autoras resumen no solo los resultados de dos encuestas que realizaron en los años 2016-2017, sino que muestran cómo han ido cambiando con el tiempo. El análisis de los ejemplos propuestos es especialmente esclarecedor y se insiste en la importancia que tiene la función de contextualización para la interpretación de esas figuras.

En el cuarto capítulo, “Emojis en (inter)acción”, se analizan las funciones que los emojis asumen en la interacción, decantándose las autoras por los enfoques pragmáticos, a pesar de los muy diferentes acercamientos y metodologías sobre este tema, que pueden ir desde valores muy genéricos –emocionales y semánticos– como los propuestos por Bai et al. (2019), hasta estudios más diferenciados como los de Yus (2014). Este último autor establece ocho valores diferentes para los emoticonos, taxonomía aplicable, según las autoras, a los emojis. En este capítulo, se analizan dos puntos fundamentales en la interacción comunicativa digital de esas imágenes: (i) valores próximos a la puntuación pragmática y expresiva, dando así cohesión y coherencia a los intercambios; y (ii) su utilización en la interacción escrita, como si de una conversación se tratara. Desde un enfoque didáctico, además, exponen y aplican parcialmente el modelo de superestructura conversacional de Van Dijk –preparación, apertura, orientación, objeto de la conversación, conclusión, terminación– y la alternancia de turnos para la microestructura (1983:276-280) con ejemplos que ayudan a observar las distintas fases.

En el quinto capítulo, “Usos y costumbres de los emojis”, se sintetizan cinco acercamientos teóricos sobre las estrategias expresivas de estas imágenes (Dresner y Herring, 2010; Sampietro, 2016; Cantamutto, 2018; Halte, 2018; Yus, 2014) y se describen y analizan cuatro funciones esenciales: (i) los emojis con funciones pragmáticas; (ii) con funciones expresiva o evaluativa; (iii) remplazando palabras y (iv) como figuras de sustitución especialmente, metáforas, metonimias o sinécdoques. En cuanto a las primeras, las funciones pragmáticas, los emojis son fundamentales en la negociación de la interacción; sintetizando la propuesta de Yus, ejemplifican con acierto cuatro funciones básicas: (a) señalar la actitud proposicional, (b) comunicar intensidad de una emoción, (c) aumentar o mitigar un acto de habla, y (d) contradecir el contenido explícito de un enunciado. Los emojis, además, son marcadores de emociones y codifican, siguiendo a Dresner y Herring (2012) actitudes, compromisos y gradaciones. En tercer lugar, los emojis reemplazan palabras ya sea por repetición, adición o complementación. Según los últimos estudios de estas autoras, el uso de estos iconos de reemplazamiento se encuentra en expansión. Finalmente, sus valores retóricos son incuestionables, como el tan utilizado emoji del corazón, que es, sin duda alguna, una trasposición visual de una metáfora verbal.

Merece una especial atención en este cuaderno, los ejercicios que se proponen y las explicaciones y soluciones que se aportan.

Comentario final

Tal como destaco en esta reseña, se trata de una obra que aborda el estudio de los emojis desde una interrelación estrecha entre los acercamientos lingüístico, semiótico, pragmático y discursivo, lo que, en una gran medida, representa una actualización teórica y metodológica sobre el estudio de esas imágenes prediseñadas que dominan la sociedad en su conjunto o, como concluyen las autoras, "lo que sí parece claro es que los emojis han venido para quedarse. Al menos por un tiempo." Quizá lamento que no se hayan puesto más ejemplos, porque resultarían más esclarecedores las propuestas y los enfoques teóricos que se describen.

Referencias bibliográficas

Bai, Q., Q. Dan, Z. Mu y M. Yang. 2019. A Systematic Review of Emoji: Current Research and Future Perspectives. Frontiers in Psychology 10, págs. 1-16.

Cantamutto, L. 2018. Estrategias pragmáticas de la comunicación por SMS en español bonaerense. Tesis doctoral, Universidad Nacional del Sur, Bahía Blanca (Argentina).

Dresner, E. y S. C. Herring. 2010. Functions of the nonverbal in CMC: Emoticons and illocutionary force. Communication Theory 20, págs. 249–268.

Halté, P. 2018. Les émoticônes et les interjections dans le chat. Paris: Éditions Lambert Lucas.

Sampietro, A. 2016. Emoticonos y emojis: análisis de su historia, difusión y uso en la comunicación digital actual. Tesis doctoral, Universidad de Valencia (España).

Van Dijk, T. A. 1983. La ciencia del texto. Buenos Aires: Paidós.

Yus, F. 2014. “Not all emoticons are created equal”. Linguagem em (Dis)curso 14.3, págs. 511–529.



Fecha de publicación en Infoling:2021-05-06
Remitente: