Reseña

Alejandra Gabriela Palma. Reseña de González, Marina. 2017. Tertulia e ideología. La mediatización del pensamiento político. Bern: Peter Lang. Infoling 1.78 (2019) <http://infoling.org/informacion/Review362.html>

Esta obra se asienta en el campo de los estudios sobre el discurso político mediatizado  y constituye un aporte para las investigaciones sobre cómo los discursos políticos circulan y se configuran en el complejo mapa actual de los medios de comunicación, en especial en el ámbito hispanohablante . En este marco, Marina González-Sanz aborda el género de la tertulia periodística de tema político para determinar y estudiar los rasgos lingüísticos que vehiculizan típicamente la(s) ideología(s) en este tipo de discurso. Es así como el objetivo principal de Tertulia e ideología: La mediatización del pensamiento político es, en primer lugar, lingüístico: en esta obra, que surge de su investigación doctoral, la autora se propone ofrecer un modelo de análisis válido para estudiar los discursos ideológicos desarrollados en un contexto mediático, y aplica este modelo a un tipo discursivo específico, la tertulia periodística de tema político. Este formato, en el que varios contertulios debaten guiados por un moderador, se convierte en el escenario idóneo para observar cómo los hablantes construyen intervenciones polarizadas en términos ideológicos.

La metodología empleada es de tipo cualitativo-cuantitativo, y se basa principalmente en el modelo de la Lingüística Pragmática . El análisis se realizó sobre un total de 24 horas de grabación de ocho programas españoles de contenido político, cuatro del medio radiofónico y cuatro del medio televisivo. La elección de la tertulia periodística de tema político como objeto de estudio se fundamenta, por un lado, en el hecho de que esta presenta relevancia social, por su capacidad de generar opinión en la población, y, por otro, en que, por su naturaleza misma, suele fomentar la aparición de discursos ideológicos, generalmente en relación de polarización entre sí. El modelo propuesto permite demostrar de qué manera el discurso elaborado en estos programas está atravesado por la intención de difundir contenido ideológico. 

El libro consta de seis capítulos. En los primeros dos se delinea el marco teórico-metodológico que sustenta la investigación. El primer capítulo ofrece una actualizada revisión de los estudios de la ideología, poniendo especial atención en la relación entre ideología, discurso y medios de comunicación, mientras que el segundo está dedicado a la formulación del concepto de ideología con el que se trabajó, que combina e integra distintas propuestas de análisis. Los capítulos que siguen se refieren específicamente a la tertulia periodística de tema político. Se presenta, en primer lugar, una necesaria y completa caracterización de este tipo discursivo en relación con distintos factores contextuales (Capítulo 3), para pasar luego a presentar el análisis concreto de los datos. En el capítulo 4 se caracteriza de manera general el discurso ideológico desarrollado en la tertulia política, a través de un análisis del complejo juego de imágenes que esta presenta. Sobre esta base se asientan los análisis del discurso ideológico presentados en los capítulos siguientes: en el capítulo 5 se clasifica con precisión los mecanismos lingüísticos utilizados prototípicamente para llevar a cabo distintas macrofunciones ideológicas, mientras que el capítulo 6 está dedicado al estudio de las estrategias argumentativas que se ponen en funcionamiento para llevar a cabo distintos fines persuasivos en este tipo discusivo. A continuación, exponemos los puntos principales que se desarrollan a lo largo de los seis capítulos y las conclusiones a las que arriba a autora, y ofrecemos una breve reflexión en torno a ellas.

Con respecto al abordaje del estudio de la ideología en el discurso político mediatizado, González-Sanz destaca la importancia de determinar “una metodología clara que permita analizar de forma rigurosa y global el discurso ideológico” (p. 21). Esto plantea, por un lado, la necesidad de elaborar una clasificación global de los rasgos lingüísticos pertinentes según distintos niveles. Por otro lado, desde el punto de vista discursivo, implica no centrarse solamente en la dinámica del enfrentamiento entre grupos. Así, se señala la necesidad de incorporar aportes elaborados inicialmente para estudiar fenómenos no vinculados directamente con la ideología, pero que se vuelven relevantes por la manera en que la ideología se manifiesta lingüística y discursivamente en el discurso político mediatizado. De esta manera, la propuesta integra, desde la perspectiva de la Pragmática Lingüística, las macrofunciones planteadas desde el Análisis del Discurso para el estudio del discurso político-ideológico con elementos de la Etnografía de la Comunicación y la Sociolingüística, como la noción de imagen, y de la Teoría de la Argumentación, entre otros.

Sobre esta base, la autora expone los fundamentos de su concepción de ideología. Evita manejar una concepción excesivamente amplia, dado que esto que impediría alcanzar las abstracciones necesarias para realizar el análisis concreto de los rasgos lingüísticos que presenta el discurso desarrollado por los grupos ideológicos que participan en las interacciones en las tertulias. De esta manera, se basa en la definición de ideología ligada al sistema de creencias de un grupo determinado propuesta por Van Dijk . Se distingue este concepto del ideario social común, compartido por una comunidad. En este sentido restringido, los usuarios del discurso ideológico lo son en función de su pertenencia a un colectivo (endogrupo) que se opone a otro (exogrupo). Esto es particularmente relevante, sostiene la autora, para el ámbito político, donde grupos diferentes compiten para obtener el poder. Además de esta dimensión específicamente ideológica, se precisa que, al mismo tiempo, el discurso ideológico se formaliza como un tipo de texto argumentativo  que tiene como fin persuadir al receptor de ciertas creencias ideológicas. Se distinguen así dos macrofunciones ideológicas básicas, que serán claves para el análisis presentado luego: en relación con el grupo ideológico, ataque al exogrupo/alabanza del endogrupo y en relación con la transmisión del contenido: énfasis en la información/modificación de la información/ocultación de la información.

Como hemos adelantado, en el capítulo 3 se presenta una caracterización de la tertulia periodística de tema político, en el que se detalla la manera en que distintos aspectos, como el tema, la estructuración, la configuración del sistema de enunciación y hasta el registro utilizado, están determinados por la naturaleza mediática del género. Así, en primer lugar, el objetivo de mantener y aumentar la audiencia incide en la organización estructural de las tertulias en tres fases: apertura, a cargo del moderador, en la que se presentan el tema y los contertulios; desarrollo, en el que el control temático del moderador se aligera y se renegocian los roles establecidos al comienzo; y cierre, donde el moderador recupera el control y se ratifican las funciones definidas al comienzo. A la vez, la motivación mediática explica la presencia de un empleo coloquializado de la lengua, que se explica en términos estratégicos, es decir, como mecanismo de acercamiento del tema a la audiencia. Esta caracterización de la macroestructura del género es muy pertinente, dado permite contextualizar los análisis discursivos, centrados en rasgos más específicos del discurso ideológico presente en estas tertulias.

Por otra parte, al destacar el fin persuasivo que persigue la interacción, se precisa la dimensión argumentativa de este tipo de discurso, caracterizándola en dos sentidos: persigue un fin mediático, al buscar atraer a la audiencia y, por otro, un fin ideológico, dado que los cotertulios pretenden persuadir a los oyentes/espectadores mediante la legitimación y deslegitimación de las distintas opciones ideológicas. En este sentido, González-Sanz introduce también la problemática de la ideología oficial de cada tertulia, en tanto producto de un grupo mediático con intereses económicos y políticos, lo cual influye sobre la elección del tema y sobre el discurso del moderador, que representa la línea oficial del programa.

En el capítulo 4 se presenta una descripción del juego de imágenes que se desarrolla en la tertulia de tema político, partiendo de la clasificación de los participantes en grupos ideológicos y considerando cada instancia comunicativa en su complejidad. Este análisis revela que los roles de tertuliano y moderador están experimentando cambios importantes, que los alejan sus funciones tradicionales. Así, con respecto a los tertulianos, se determina que estos proyectan en la interacción diversas imágenes: de sí mismos, en tanto expertos, de su rol (ya sea de periodistas o políticos) y grupales, en relación con su pertenencia a un grupo ideológico. Se señala así que se han difuminado los límites del rol de “tertuliano”, configurándose una nueva imagen, determinada en gran medida por la ideología que se defiende, dado que participa de las mismas estrategias de ataque al exogrupo y defensa del endogrupo tradicionalmente ligadas al discurso político.

Resulta particularmente relevador, por otra parte, el análisis de las imágenes proyectadas por la figura del moderador. Aquí se observa que su funcionamiento va más allá de las tareas ligadas con el manejo de la interacción, tradicionalmente relacionadas con esta figura y vinculadas a la “neutralidad” (regulación de la interacción, distribución de los turnos de habla y gestión temática). Presenta, a la vez, funciones opcionales, que resultan más novedosas, y están vinculadas con la excitación de la interacción: intensificación y provocación de conflictos, establecimiento de coaliciones, ya sea con la audiencia o con los tertulianos mismos, y expresión de opiniones (que a la vez representan la ideología oficial del programa). Así, se constata un giro en la gestión imparcial de la interacción, a la vez que la figura del moderador parece por momentos asemejarse con la instancia discursiva del tertuliano, lo que, en opinión de la autora, conlleva una pérdida de su tradicional poder interactivo.

En el capítulo 5, se analiza cómo se formalizan en la lengua dos macrofunciones ideológicas: representación del grupo ideológico (alabanza del engogrupo/ataque al endogrupo), y representación de la realidad. En este sentido, se pone el eje en algunos procedimientos lingüísticos que realizan prototípicamente estas funciones, siguiendo la metodología de la Lingüística Pragmática. Este análisis se basa en una compleja caracterización de los objetivos de los participantes en la situación comunicativa de la tertulia: por un lado, convencer al representante del grupo ideológico contrario, y, por otro, y de manera más general, persuadir al espectador de las bondades o peligros de mantener una determinada creencia ideológica. Tal como destaca la autora, este análisis sirve para explicar una contradicción aparente del discurso ideológico desarrollado en el contexto político mediático: la formulación simultánea de un discurso oscuro, por un lado, a través de eufemismos, vaguedades, redefiniciones y eufemismos, y de un discurso claro y familiar, por otro, mediante el empleo de recursos como metáforas o léxico valorativo. Al ponerlos en el contexto de las funciones ideológicas de este tipo de discurso, se comprende la función argumentativa y estratégica del empleo de estos procedimientos. Es decir, los cotertulianos, e incluso los moderadores, sabrán ser explícitamente claros y coloquiales cuando sirva a sus propósitos para acercase a la audiencia, mientras que harán uso de un discurso oscuro cuando convenga para defender las creencias ligadas a su propio grupo.

Finalmente, en el capítulo 6 se analiza cómo se construye argumentativamente el discurso emitido en las tertulias. Se caracteriza así al discurso encontrado en las tertulias analizadas como polémico, en tanto discurso argumentativo que se coloca siempre ante un contradiscurso, efectivo o virtual. En este caso, la polémica surge de la naturaleza de la interacción, donde miembros de diferentes grupos ideológicos defienden posturas opuestas en torno a un asunto dado. Se presenta entonces en primer lugar un análisis de las estrategias argumentativas  más frecuentes en el discurso de los tertulanios, mediante las cuales quedan reflejadas argumentativamente las posiciones ideológicas de cada grupo: la confirmación, que expresa afiliación ideológica, y la objeción y el desacuerdo, que reflejan el distanciamiento con el grupo contrario.

En segundo lugar, se aborda la dimensión argumentativa del discurso del moderador. Este análisis resulta particularmente revelador, dado que se vincula con el cambio que parece estar experimentando este rol, y que se exploró en capítulos anteriores. Se presenta aquí una aproximación cuantitativa a las intervenciones realizadas por el moderador, que revela que existe una doble dirección en la argumentación desarrollada en esta instancia discursiva: por una parte, muestra su adhesión a una de las posturas defendidas en la interacción; por otra, los argumentos están dirigidos en última instancia a la audiencia, destinataria final de la interacción. Se observa entonces, mediante un análisis cualitativo complementario, que el moderador participa en ocasiones de los mismos recursos empleados por los cotertulianos. Así, se refuerza la hipótesis de que los rasgos genuinos de la instancia comunicativa del moderador se están diluyendo progresivamente, dando lugar a una cierta homologación, en el comportamiento interactivo, entre esta figura y la de la de los tertulianos.

En el recorrido precedente puede observarse que el análisis presentado en Tertulia e ideología: La mediatización del pensamiento político constituye un aporte para el estudio del discurso político mediatizado, y en especial para aquellos géneros cuya configuración enunciativa e interaccional resulta compleja, como lo son la tertulia o la entrevista política, en la que intervienen dos o más participantes. En este sentido, rescatamos el análisis del juego de imágenes y de la configuración de los roles de las instancias comunicativas de la tertulia periodística de tema político, que sirve a su vez como base para el análisis de los rasgos vertebradores del discurso ideológico que presentan las tertulias. En especial, se destacan dos tendencias: la asimilación del rol del “tertuliano periodista” al de “tertuliano político (profesional)”, por un lado, y del rol de “moderador” al del “tertuliano”, por otro.

El agudo análisis de ambas cuestiones, que son cruciales para pensar cómo se configura la comunicación política actual, podría enriquecerse teniendo en cuenta el rol que los medios de comunicación tienen en la construcción discursiva de las polémicas públicas en tanto acontecimientos mediáticos , lo cual lleva muchas veces a que se profundice y explote la polarización política o ideológica con el fin de atraer audiencia. Así, se observa agudamente que el moderador instiga y promueve los conflictos entre los tertulianos, por momentos tomando partido en el debate, alejándose de su rol de gestor imparcial de la interacción. Si se considera este hecho desde la óptica del estudio de las polémicas públicas, se ofrecería una nueva perspectiva desde la que pensar estos hechos. Así, la mutación del rol de moderador se corresponde con el cambio señalado en los mismos tertulianos, que asumen una posición ideológica clara, y se alienan con un grupo ideológico. De esta manera, podría pensarse que el moderador instiga los debates acalorados (incluso tomando partida en ellos), por el hecho mismo de que el perfil ideológico de los tertulianos se vuelve un componente esencial de su rol y, por otra parte, la confrontación misma se vuelve un espectáculo que atrae más audiencia. En este marco, la dinámica que se pone en funcionamiento en la tertulia política, y que (re)configura los roles tanto de moderador como de tertuliano, está reproduciendo y reforzando mediáticamente una polarización del campo político, donde los bandos en disputa aparecen como irreconciliables (Amossy, 2014).  

Por último, destacamos que Tertulia e ideología: La mediatización del pensamiento político cobra especial relevancia en el campo de los estudios del discurso político mediatizado actual, al proponer un modelo de estudio de los mecanismos lingüísticos configuradores del discurso ideológico para un género particular del discurso político mediatizado, que es a la vez aplicable a otros tipos discursivos. A través de esta propuesta, que se ilustra con el análisis del discurso ideológico en la tertulia política desde distintos puntos de vista, no solo se ha podido determinar los diferentes recursos lingüísticos utilizados para la toma de posición en este tipo particular de debate público, y cómo estas elecciones están mediadas ideológicamente, sino que también se ha contextualizado la utilización de estos rasgos en una caracterización integral de este tipo discursivo, que incluye el análisis de su macroestructura, el complejo juego de imágenes que se produce en la interacción y las estrategias argumentativas utilizadas tanto por los tertulianos como por el moderador. En este sentido, no podemos subrayar lo suficiente que este libro constituye un verdadero aporte para el estudio del discurso ideológico en el ámbito hispanohablante, dado que permite profundizar en el análisis del discurso político mediatizado en español.

Referencias bibliográficas

Amossy, Ruth. 2014. Apologie de la polémique. París: Presses Universitaires de France.

Bolívar, Adriana. 2017. Political Discourse as Dialogue. A Latin American Perspective. Oxford: Routledge.

Dijk, Teun A. van. 2003. Ideología y discurso. Barcelona: Ariel.

Fairclough, Norman. 2005. Political Discourse in the Media: An Analytical Framework. En A. Bell y P. Garrett, eds. Approaches to Media Discourse, Oxford, Backwell, pp.142-63.

Fetzer, Anita; Weizman, Elda. 2006. Political discourse as mediated and public discourse. Journal of Pragmatics 38.2: 143-53.

Fuentes Rodríguez, Catalina. 2000. Lingüística pragmática y análisis del discurso. Madrid: Arco Libros.

Fuentes Rodríguez, Catalina; Alcaide Lara, Esperanza R. 2002. Mecanismos lingüísticos de la persuasión. Madrid: Arco Libros.

Gallardo Paúls, Beatriz. 2014. Usos políticos del lenguaje. Un discurso paradójico. Barcelona: Anthropos.

Gutiérrez Vidrio, Silvia. 2003. El discurso argumentativo. Una propuesta de análisis. Escritos. Revista del Centro de Ciencias del Lenguaje 23: 45-66.



Con la ayuda de:
Editorial Arco Libros

© Infoling 1996-2019. Reservados todos los derechos.
ISSN: 1576-3404
Logo image by Hay Kranen / CC-BY